fbpx

Abrasión dental: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

Abrasión dental: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

En algunas ocasiones, la utilización de algunos productos inapropiados o una mala técnica en el cepillado de los dientes puede afectar al esmalte de la dentadura y generar patologías como la abrasión dental.

Con el paso del tiempo, si no tratamos esta problemática, veremos cómo la dentadura sufre un proceso de erosión que, entre otras cosas, va a perjudicar nuestra sonrisa y salud dental.

En este artículo de la Clínica Prodental Santa Cruz te pondremos al tanto de lo que debes saber respecto a la abrasión dental, cuáles son sus causas y cuál es su tratamiento.

¿Qué es la abrasión dental?

La abrasión dental es la debilitación que aparece en alguna parte de la estructura dentaria, como puede ser el desgaste del esmalte dental. Este proceso dañino sobre el esmalte, por lo general, está causado por una higiene dental o una técnica de cepillado incorrectas.

El esmalte es la capa externa que protege la pieza dental de las agresiones exteriores, otorgando una capa adicional de cuidado. Con el tiempo, se va perdiendo o gastando, por lo cual el diente pierde su recubrimiento natural.

Si bien este proceso comienza con la pérdida de la estructura dental exterior, suele terminar afectando al área cervical del diente, o sea, a su raíz.

Para comprender mejor este deterioro es conveniente conocer cuáles son las causas y síntomas de la abrasión dental.

¿Cuáles son los síntomas de la abrasión dental?

Por lo general, los síntomas relacionados con la abrasión dental aparecen en el paciente de forma gradual y progresiva, aunque también pueden hacerlo de forma lenta, por lo que la tarea de diagnóstico es algo complicada.

De todos modos, podemos distinguir algunas claves y síntomas que nos pueden dar una pauta aproximada para detectar problemas de abrasión dental:

    • Retracción de las encías, producto de un cepillado agresivo o inapropiado.
    • Sensibilidad dental, especialmente detectada en la ingesta de alimentos o bebidas muy frías o calientes.
    • Aparición de grietas o fisuras del esmalte dental.
    • Aparición de irregularidades en el borde de los dientes.
    • Decoloración del esmalte de las piezas dentales, con la aparición de tonalidades más amarillentas de lo usual, o incluso con tonalidades amarronadas, lo que ocurre en casos en los que la abrasión llega a la dentina.

Si tienes alguno de estos síntomas, la mejor recomendación que podemos hacerte es que acudas a tu odontólogo a fin de determinar las causas de su aparición y, en caso de ser pertinente, escoger el mejor tratamiento para la patología que estés sufriendo, sea abrasión dental u otra.

¿Cuáles son las causas de la abrasión dental?

Se cree que las causas de la abrasión dental están directamente relacionadas con una mala técnica de higiene bucodental, la cual puede ser provocada por un cepillado simplemente inadecuado o deficiente. Algunas de las causas asociadas son las siguientes:

    • Cepillado agresivo

Contrario a lo que algunos puedan creer, ejercer más presión durante el cepillado no ayuda, al contrario. Los problemas de abrasión dental pueden estar relacionados con un cepillado agresivo en el que se ejerce una presión excesiva sobre las piezas dentales.

    • Cepillo inadecuado

También suele creerse que si el cepillo de dientes es más duro, dará mejores resultados, pero tampoco es correcto. Cuando se emplea un cepillo de cerdas demasiado duras, se perjudica la tarea de higiene al ejercer una presión indebida y agresiva en las piezas dentales.

    • Palillo entre los dientes

Otra de las causas posibles de abrasión dental se debe al uso que hacen algunas personas de un palillo entre los dientes, a fin de eliminar restos de comida. Esta práctica puede perjudicar las piezas dentales dando lugar a esta afección.

¿Cuáles son las consecuencias de la abrasión dental?

No podemos negar que existen serias consecuencias cuando aparece abrasión dental en la boca de un paciente. Los desgastes dentarios se localizan en distintas partes de la superficie visible de los dientes. Su mayor o menor presencia dependerá del área en la que ha repercutido el agente abrasivo.

Por este motivo, es frecuente encontrar lesiones en forma de cuña en la cara visible de los cuellos de caninos, premolares y —de manera menos habitual— en los primeros molares. Estas lesiones en forma de V suelen aparecer próximas a las líneas de las encías y se conocen como abfracciones dentales.

Sea cual sea el modo en que se presenten, estas lesiones repercuten de forma negativa en la salud bucodental porque generarán molestias que, por lo general, estarán relacionadas con la hipersensibilidad dental.

¿Cómo prevenir la abrasión dental?

Lo principal para prevenir la abrasión dental es tener conocimientos sobre el cuidado y la higiene de la boca, sabiendo que un cepillado abrasivo y con una presión excesiva no mejoran el cuidado, sino todo lo contrario. Para este punto, es recomendable el asesoramiento de un profesional de la salud que pueda orientarnos en todas nuestras dudas.

Según recomiendan los expertos, los cepillos de cerdas suaves son los más convenientes para nuestro cepillado diario. Así mismo, recomiendan la utilización de hilo dental  y cepillos interdentales para completar mejor la higiene de la boca.

En el caso de ser un paciente con un problema de abrasión dental muy grave, lo ideal será acudir a un especialista para que analice y nos brinde el asesoramiento adecuado según la gravedad del caso. Recuerda que la mejor prevención es ocuparnos cuanto antes del posible problema.

¿Cuál es el tratamiento para  la abrasión dental?

Como hemos señalado, un especialista deberá evaluar cada caso y así recomendar el tratamiento más favorable. De todos modos, podemos hacer una recomendación general sobre el tratamiento que se puede abordar y sobre las prácticas que conviene evitar y mejorar. El profesional que evalúe el caso tratará de:

    • Determinar el origen de la abrasión y, si es un mal hábito, procurará que el paciente lo erradique.
    • Corregir la rutina de higiene del paciente.
    • Averiguar y mejorar las conductas nocivas que el paciente tenga, a fin de evitar que empeore el cuadro.
    • Evitar que el paciente haga uso de pipas, ya que estas ayudan a propagar la abrasión.
    • Recomendar al paciente no consumir determinados alimentos o productos que se consideran abrasivos para el esmalte dental.
    • Indicar al paciente que evite la sujeción de agujas, alfileres u objetos metálicos en la boca, puesto que estas prácticas que parecen inofensivas colaboran a la abrasión.

En relación específica al tratamiento, si la abrasión es en la cara visible de las piezas dentales se recomendará recurrir a la resina estética, lo que permitirá reconstruir el diente casi de forma inmediata.

Por otro lado, si la abrasión se presenta en el borde de los dientes, es posible que el odontólogo recomiende la implementación de carillas dentales porque estas mejorarán la apariencia del diente, pero a su vez también lo protegerán.

¡Cuida la salud de tu boca en la Clínica Prodental Santa Cruz!

Tal como hemos venido diciendo, son muy importantes el cuidado dental y los hábitos de higiene que tengas, tanto por los productos y herramientas que utilizas como con la forma en que realizas el cepillado. Prestando atención a estas actividades rutinarias y siguiendo nuestras indicaciones podrás evitar no solo la abrasión dental sino también algunas problemáticas más graves.

Desde la Clínica Prodental Santa Cruz estaremos encantados de atenderte y resolver tus dudas sobre el cepillado, los materiales y la forma en que debes hacerlo. ¡Cuida la salud de tu boca con nosotros!

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.