fbpx

Disfagia: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

Disfagia: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

La disfagia es una patología que afecta al paciente en una tarea tan cotidiana y sencilla como ingerir alimentos, sean estos sólidos o líquidos. Es una enfermedad molesta para quienes la padecen, aunque en algunos casos se presenta sin dolor. 

Desde la Clínica Prodental Santa Cruz te compartimos este artículo para que puedas tener más información y conocimientos sobre qué es la disfagia, cuáles son sus síntomas y cuál es el tratamiento más adecuado a seguir.

¿Qué es la disfagia?

Concretamente, la disfagia es la dificultad que posee una persona para poder tragar con normalidad. Esta problemática indica la existencia de alguna disfunción en el tránsito habitual de la comida, desde la boca hasta el estómago. 

La disfagia puede ser ocasionada por problemas estructurales, como puede ser el estrechamiento en alguna parte del tracto digestivo, lo que impide la acción normal de poder tragar. Debido al estrechamiento, se tienen problemas funcionales, como alteraciones en los movimientos habituales del tracto digestivo. Ello dificulta o impide el paso normal de la comida una vez ingerida. Como efecto colateral, la disfagia puede o no acompañarse de odinofagia, lo que significa dolor al tragar. 

El paciente debe saber que las enfermedades que producen esta patología son aquellas que provienen de la garganta, la boca, el estómago, el esófago o alguna estructura externa que afecte cualquier parte del tracto digestivo debido a su compresión.

Tipos de disfagia

Existen dos tipos básicos de disfagia en los cuales encontraremos dificultad en la deglución, esto es, para poder tragar. Estos son:

Disfagia orofaríngea

El primer caso es la disfagia orofaríngea, que es la disfagia que se origina en la zona de la faringe. En este caso, se dificulta el correcto paso de los alimentos sólidos y líquidos desde el primer momento del proceso de ingesta y de deglución. 

Existen casos graves donde la persona que lo padece podría sufrir de aspiración constante, con lo cual los alimentos pasarían directamente a la tráquea pudiendo atragantar fácilmente al paciente.

Disfagia esofágica

El otro tipo es la disfagia esofágica, una disfagia en la que, durante el proceso de deglución, los alimentos sólidos y los líquidos van más allá de la faringe, pero las dificultades aparecen cuando los alimentos bajan hasta el esófago

En ciertos casos de gravedad el paciente puede sentir un malestar que lo llevará a tener vómitos constantes que, en su prolongación en el tiempo, pueden acarrear problemas de nutrición al no poder ingerir y retener los alimentos necesarios de forma normal.

Causas de la disfagia

Existen distintos orígenes que explican la disfagia, por lo que hay varias causas que pueden provocarla. Para poder entender esta enfermedad, es necesario tener en cuenta que contamos con alrededor de cincuenta pares de músculos y nervios que colaboran en la función de tragar alimentos. Adicionalmente, hay que pensar que la disfagia puede ser una consecuencia colateral de cualquier otra enfermedad existente que incluso podría ser más grave.

Causas de disfagia orofaríngea

Para este tipo de disfagia, los orígenes o causas están ligadas a las siguientes situaciones que detallamos a continuación:

  • Neurológicas: en este caso, puede deberse a condiciones neurológicas de múltiples tipos, desde la esclerosis múltiple o el Párkinson hasta derrames cerebrovasculares o lesiones. 
  • Por faringe: puede ser por el divertículo faríngeo resultante cuando se forma una bolsa sobre el esófago que recoge a su paso partículas de alimentos sólidos. A corto plazo, esto genera dificultades para poder tragar e incluye además ataques de tos, regurgitación de alimentos o mal aliento.
  • Colaterales: también se puede deber a enfermedades que directamente afectan a la faringe o a la cavidad bucal, como puede ser la amigdalitis, candidiasis o faringitis.
  • Cancerígenas: entre otro de los motivos, debemos considerar el cáncer y los tumores que puedan afectar directamente a la zona de la faringe.
  • Por tratamientos: por último, están las causas relacionadas con la radioterapia para el tratamiento de tumores, ya que esta práctica podría colaborar a la inflamación de los tejidos de la zona bucal y faríngea.

Causas de la disfagia esofágica

En cuanto a este tipo de disfagias, las causas están relacionadas con variantes mucho más amplias que en el caso de las disfagias orofaríngeas, tal y como veremos seguidamente:

  • Mala función del anillo esofágico, lo cual perjudica el proceso natural de tragar. 
  • En este caso también debemos considerar el cáncer o los tumores que estén en la zona del estómago o del esófago. 
  • Como en el anterior caso de disfagia, debemos pensar en las consecuencias que acarrea la radioterapia para el tratamiento de los tumores, ya que es un tipo de terapia que puede resultar invasiva. La radioterapia puede ser perjudicial para ciertas partes del organismo, como cuando puede favorecer la disfagia esofágica a consecuencia de la cicatrización, inflamación y estenosis del esófago.
  • Otra posible causa pueden ser las hernias diafragmáticas, conocidas también como hernias de hiato o hiatal.
  • Por último, debemos considerar diferentes condiciones que pueden afectar directamente al esófago, como son los espasmos esofágicos, la acalasia, el reflujo gestoresofágico, la esclerosemia o la esofagitis eosinofílica, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas?

El primer síntoma y el más evidente es la dificultad para poder tragar los alimentos, pero también existen otro tipo de síntomas que sirven para alertarnos sobre esta enfermedad.

En casos de disfagia orofaríngea, el paciente podrá sufrir tos y asfixia durante las comidas. Este síntoma es muy puntual y nos dará la alerta sobre esta patología.

En los casos de disfagia esofágica, los pacientes experimentan vómitos de lo que se está ingiriendo o tragando y una acidez muy severa. Sin tener en cuenta el momento puntual de la comida, las personas que la sufran podrán tener otros síntomas a considerar, como ardor estomacal, pérdida de peso, babeo, regurgitación y ronquidos por la noche.

¿Cuál es el tratamiento que se recomienda?

Lo primordial en cualquier tipo de disfagia es que en el primer paso del tratamiento se logre evitar que esta condición empeore. Una vez que el cuerpo médico haya logrado este cometido, se procederá a determinar la causa original y primigenia que ha desencadenado la patología en el paciente. 

También, el médico especialista buscará las mejoras necesarias para que los síntomas disminuyan y cesen, hasta hacer desaparecer esta problemática por completo. 

Si la disfagia es por infección, la acción inmediata será recetar antibióticos que sean paliativos, ya que en un cuadro de estas características la prioridad es erradicar la infección primero y luego continuar con el tratamiento adecuado.

En caso de que la disfagia sea de origen neurológico, la terapia motora suele ser el método más eficiente que permitirá la superación de este problema al paciente. 

La existencia de la disfagia esofágica, puede requerir medicamentos que colaboren a disminuir síntomas como la acidez estomacal y el reflujo. Al resolver los motivos de esta condición gástrica se evitará que el estómago rechace los alimentos sólidos o líquidos que el paciente consuma.

En el caso en que la disfagia esté relacionada con casos de acalasia y estenosis esofágica se procurará atenderla con una dilatación manual. Como parte del tratamiento se hará uso de un endoscopio con un balón que ensanchará el esófago, mejorando notablemente esta patología y sus síntomas.

En cualquier caso de disfagia, los casos de tumores o cáncer se podrán tratar con cirugía. En caso de que la disfagia presente un estado muy severo, el médico podrá  encontrarse en la obligación de colocar una sonda de alimentación que se coloca a través del abdomen para poder permitirle al paciente una adecuada nutrición

Contacta con la mejor clínica dental

Recuerda que si deseas obtener más información sobre los tratamientos o tener una consulta con nosotros para poder evaluarte, puedes ponerte en contacto con la Clínica Prodental Santa Cruz, ¡estaremos encantados de poder atenderte!

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.