fbpx

Dolor de encías: ¿por qué sucede y qué podemos hacer para prevenirlo?

Dolor de encías

Dolor de encías: ¿por qué sucede y qué podemos hacer para prevenirlo?

El dolor de encías es uno de los dolores o molestias más comunes que podemos tener, generalmente está acompañado de inflamación y/o sangrado de las mismas, pero como todo tiene un origen, una explicación y un tratamiento que deben ser adecuados para preservar la salud de tu boca.

Desde la Clínica Prodental Santa Cruz te compartimos una serie de recomendaciones para que tengas en consideración, en caso de que te duelan las encías y no sepas cómo atender este problema.

¿Cuáles son los síntomas del dolor de encías?

La sensibilidad o la inflamación pueden ser los primeros síntomas para detectar el dolor de encías. Cuando las encías están sensibles ante el frío o el calor, se inflaman o duelen al ejercerse presión leve como al cepillarnos los dientes, por ejemplo. La gingivitis es solo una de las posibles causas, pero hay otras que señalaremos más adelante y debemos conocer.

En cuanto a los síntomas debes tener en cuenta los mencionados, pero también debes relacionarlos a alguna acción que realices cotidianamente, por ejemplo lavarte los dientes. Las encías de algunas personas pueden ser sensibles a la presión, por lo que cepillarse los dientes de forma muy fuerte, con una crema dental muy abrasiva o con un cepillo de cerdas muy gruesas, hará que las encías se irritan o molestan. Ante esto debes considerar un cepillo de dientes con cerdas suaves, lo cual ayudará a tener una mejor experiencia en el cepillado. 

Recuerda masajear tus encías de forma suave, en movimientos que vayan de adelante hacia atrás en vez de cepillarte duramente, con el fin de retirar bacterias que se pueden haber calcificado hasta convertirse en sarro, si pasa esto te recomendamos que acudas a tu dentista. Si notas que tu crema dental irrita tus encías, cambia de producto y escoge una especial para dientes sensibles

¿Cuáles son las causas del dolor de encías?

Siempre dependerá de cada boca y del caso que presenten los pacientes, además de las condiciones generales del cuidado que tengan y del momento en el que hacen la consulta. Sin embargo, se pueden detectar una serie de causas que provocan dolor de encías. Algunas de ellas son:

  • Mala higiene: los hábitos de higiene son muy importantes si hablamos de la salud bucodental, ya que una persona que no cumple de forma correcta con la higiene de su boca es más propensa a contraer enfermedades, patologías o molestias en sus dientes, como por ejemplo la gingivitis
  • Muelas de juicio: cuando a una persona le nacen las muelas de juicio, algo que suele ocurrir entre los 16 y 22 años, esta nueva disposición de los dientes puede ocasionar algunas molestias en el paciente. Si el dolor no llega a ser demasiado intenso, es algo que entra dentro de lo normal o esperado, por lo cual no debe darse demasiada importancia. 
  • Respuesta a otros tratamientos dentales: cuando un paciente se somete a un tratamiento dental o intervenciones quirúrgicas como prótesis dentales, implantes dentales, extracción de alguna pieza dental o endodoncia, es normal que en días posteriores a la cirugía el paciente presente molestias. Sin embargo es importante que se tenga en cuenta que si el dolor persiste debe haber un control profesional.
  • Cambios hormonales: las variaciones que pueden presentar nuestras hormonas también son una de las claves de esta molestia en las encías. Este factor no suele recordarse demasiado, ya que por lo general los dolores los relacionamos a causas más visibles, sin embargo, los cambios en las hormonas también generan problemas. En las mujeres que están en etapa de embarazo o en la menopausia es frecuente que se observen dolores en las encías, debido a las alteraciones hormonales.
  • Enfermedades periodontales: dos de las causas principales que podemos encontrar para el dolor de encías están relacionadas con la gingivitis y a la periodontitis. Estas enfermedades son provocadas por la acumulación de la placa bacteriana. Las encías se inflaman presentando sangrado ocasional, generando molestias en la zona afectada pero también en el paciente.

Cuando la gingivitis no es tratada de la forma correcta, la infección puede agravarse. Esto puede afectar no solo las encías sino también el hueso maxilar que sujeta los dientes, lo que puede originar la periodontitis. Si estos problemas no se solucionan a tiempo, es posible que el paciente pierda alguna pieza dental y tenga que recurrir a algún tratamiento de implantes para reemplazar las piezas faltantes.

Recomendaciones para disminuir el dolor de encías

Si bien las causas y motivos de que se presente el dolor de encías en una persona pueden ser variables, hay una serie de recomendaciones que podemos darte para que las tengas en cuenta. Tal vez alguna de estas pautas te sirvan para controlar o mitigar la molestia o el dolor en tus encías. Como siempre, nuestra recomendación principal es que mantengas una correcta higiene en tu boca a fin de mantener la salud de tus dientes lo mejor posible, pero también que acudas pronto a una visita con tu dentista y evalúen juntos la situación que te aqueja. De todos modos, aquí van algunos consejos que podrían serte de ayuda:

  • Evitar cremas dentales abrasivas y optar por algunas especiales para la sensibilidad dental. 
  • Ante la presencia de inflamación, sangrado o alguno de los síntomas mencionados acudir pronto a una visita médica, para que el odontólogo evalúe la condición de la boca y para que de forma temprana se pueda comenzar un tratamiento en caso de ser necesario.
  • Evitar alimentos ácidos, ya que estos muchas veces pueden provocar o alterar la sensibilidad de las encías.
  • En caso de que utilices aparatos o brackets, la sensibilidad en las encías o el dolor puede deberse a este factor. Sin embargo, lo ideal es que ante la duda visites a tu odontólogo para que se cerciore de sí la molestia viene por la utilización de los mismos o si se debe a otra condición que debas atender. 
  • Evita o disminuye el consumo de alimentos azucarados como ciertas frutas, dulces, refrescos y yogures que tengan un alto índice de azúcar, ya que a veces la sensibilidad en las encías viene a raíz del consumo de estos alimentos. 

En la mayoría de los casos, si dejas de consumirlos podrás saber a los pocos días si se trata de un efecto producido por este tipo de alimentación o no. En caso de persistir, no dejes de consultar con tu dentista.

No confundas la sensibilidad dental con el dolor de encías

Por último, recuerda que las enfermedades en las encías suelen ser la razón principal del dolor en las encías, pero no siempre lo es la sensibilidad. Si tus encías no presentan sangrado podría tratarse de algo más y para eso es recomendable que consultes con tu dentista, ya que antes de atribuir el dolor a una gingivitis, debes tener en cuenta otras posibles causas que lo pueden generar. 

En algunos pacientes a veces solo se trata de algún hábito cotidiano que sin querer es el causante del dolor. Sé preciso con la información que proporcionas al especialista de la salud, ya que cuanto más certero seas en tu modo de cepillarte, higienizarte o describir los productos y acciones que utilizas, más certero será el diagnóstico y el tratamiento posterior.

Cuida tu salud bucodental con la Clínica Prodental Santa Cruz

Desde Clínica Prodental Santa Cruz te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros para conocer más y mejor información sobre las patologías, posibles enfermedades, dolencias y tratamientos a los que puedes acceder. 

Porque nos preocupa la salud de tu boca, estamos aquí para atenderte y resolver tus dudas. ¡Te esperamos!

Rate this post
Etiquetas:
No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.