Labio leporino: cuidado dental en niños

Labio leporino: cuidado dental en niños - Clínica Prodental Santa Cruz

Labio leporino: cuidado dental en niños

La salud dental infantil es clave para que los dientes de los niños crezcan sanos y fuertes. Además, existen situaciones en las que estos cuidados deben extremarse muchísimo. Desde la Clínica Dental Prodental Santa Cruz vamos a explicarte qué cuidados dentales necesitan los niños que padecen labio leporino.

El labio leporino es un defecto congénito que afecta a un sinfín de recién nacidos en el mundo. Esta anomalía congénita puede desembocar en problemas a la hora de hablar, deglutir o masticar con normalidad. Además, estudios científicos advierten que los niños con labio leporino tienen un riesgo superior a padecer caries en los dientes.

¿Qué es el labio leporino?

Se trata de una anomalía congénita, es decir, un defecto de nacimiento, que se produce en la etapa gestacional. El labio leporino se muestra como una hendidura, de mayor o menor tamaño, en el labio superior del bebé. Un fallo durante en el crecimiento fetal está detrás de esta afección. Esta anomalía suele afectar en mayor medida a niños que a niñas.

Causas ambientales, unidas a factores genéticos, podrían estar detrás de este defecto congénito. Gracias a que las ecografías actuales están muy desarrolladas, es común que se detecte la afección durante el embarazo. De esta forma, los profesionales sanitarios pueden planificar la cirugía reparadora, con el objetivo de limitar los daños que provoca el labio leporino. La recomendación es corregir el problema antes de que el bebé cumpla un año de vida.

La presencia de labio leporino en niños se asocia a diferentes problemas bucodentales. Además de que la prevalencia de caries infantiles es superior, debido a que las glándulas salivales de estos niños suelen ser anormales, también afecta al habla, la deglución y la masticación. Uno de los principales problemas surge durante la lactancia, ya que la succión se complica muchísimo.

Tipos de labio leporino en niños

  • Unilateral incompleto: se trata del defecto congénito más leve. En este caso solamente existe una hendidura labial, que no llega a afectar a la nariz del bebé.
  • Unilateral completo: en este caso, el labio leporino presenta una hendidura más grande, que llega hasta la nariz.
  • Bilateral completo: es el tipo más agresivo de labio leporino. El niño muestra dos hendiduras totales, que llegan hasta la nariz. En algunos casos, este defecto llega a dañar también las encías infantiles, aumentando los problemas bucodentales considerablemente. En algunos casos, la cirugía oral a la que se somete a estos niños requiere un injerto de encía, para devolver la funcionalidad a sus bocas.

Cuidado dental en niños con labio leporino

Es importante diferenciar entre el cuidado dental en la clínica dental y los cuidados que se pueden llevar a cabo en casa. La primera visita al odontopediatra es clave para que los dientes de los niños con labio leporino crezcan saludables. Esto es posible si, tanto los padres como los especialistas en odontología unen sus fuerzas en un mismo sentido. En la Clínica Dental Prodental Santa Cruz te aconsejamos que traigas a tus hijos al dentista desde que son bien pequeños, con el objetivo de planificar tratamientos adecuados y preventivos.

El tratamiento dental cuando se presenta labio leporino depende de muchísimos factores. Es importante tener en cuenta el tipo y grado de la afección para adelantarnos al problema. En algunos casos, nuestros odontopediatras deben realizar empastes dentales o incluso exodoncias. No obstante, todo esto se valora de forma personalizada.

En nuestro centro odontológico llevamos un seguimiento exhaustivo en los niños con labio leporino. De esta forma podemos controlar el crecimiento facial y mandibular. Cuando comienzan a erupcionar los dientes de leche, es el momento de planificar posibles tratamientos de cuidado dental infantil. En el caso de que exista algún problema de mordida, que impida que ambas arcadas dentales encajen perfectamente, el ortodoncista planificará el tratamiento más seguro. Una ortodoncia interceptiva es clave en muchos de estos casos.

Los dentistas pediátricos deben mantener buena relación y coordinación con el cirujano que vaya a corregir el defecto congénito. Normalmente al cerrar la hendidura muchos de los problemas en el habla, la deglución y la masticación tienden a desaparecer. No obstante, es posible que todavía se deban corregir defectos dentales o mandibulares.

Prevención y salud dental en casa

Por otra parte, como ya hemos dicho, son muchos los estudios los que advierten que las glándulas salivares de los niños con labio leporino son anormales. Esto permite que tengan un riesgo superior a padecer caries en los dientes. Por lo tanto, es imperante extremar las medidas de higiene bucodental en casa. El principal objetivo es garantizar al niño unos dientes sanos, evitando los empastes dentales en la medida de lo posible.

Desde la primera etapa de vida y cuando comienzan a salir los primeros dientes de leche hay que limpiar las boquitas infantiles. Para ello, se puede utilizar cepillos dentales infantiles de cerdas muy suaves. Cuando el pequeño ya sepa escupir con seguridad habrá que introducir la pasta de dientes con flúor en su rutina de higiene dental. El compromiso de los padres debe ser el de inculcar los hábitos de limpieza dental en los peques.

Si tienes dudas sobre las implicaciones del labio leporino en la salud dental de tus hijos pide cita en Prodental Santa Cruz. La primera visita es gratis. Nuestros especialistas en odontopediatría cuentan con la experiencia suficiente para mejorar las sonrisas de los niños.

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Monitor OK
Abrir chat