fbpx

Lengua amarilla: causas y soluciones

lengua amarilla

Lengua amarilla: causas y soluciones

En la Clínica Dental Prodental Santa Cruz somos especialistas en odontología. Nuestro compromiso contigo pasa por asegurarte una salud bucodental estupenda, ayudándote a conocer las diferentes patologías orales a las que te puedes enfrentar. Tener la lengua amarilla es algo que afecta negativamente a quien sufre esta condición, porque merma su calidad de vida.

La lengua amarilla puede ser consecuencia directa de malos hábitos a nivel de higiene oral, pero también puede deberse a otros motivos o patologías bucales. Ten en cuenta que las enfermedades de origen sistémico, que provocan ictericia también pueden ser las causantes de este cambio de color en la lengua.

Ante este tipo de situaciones lo que te proponemos es que visites la clínica dental cuanto antes. El objetivo es descartar patologías graves y averiguar el motivo por el que la lengua ha cambiado de color. Ten en cuenta que una lengua saludable debe de ser de un tono rosáceo y albergar una fina capa de saburra en su superficie que, generalmente, es de un tono blanquecino.

Por lo tanto, si tienes la lengua amarilla es importante determinar qué causas se esconden detrás de esta condición. Desde nuestra clínica dental y nuestro servicio de odontología conservadora abogamos siempre por la prevención en materia de salud oral. Gracias a la limpieza dental profesional y a los exámenes bucodentales te aseguramos una sonrisa libre de enfermedades.

¿Qué es la lengua amarilla?

La lengua amarilla es una condición que se produce por un cambio de coloración en la superficie lingual. Surge a consecuencia de distintas causas, que pueden estar explicadas por las carencias nutricionales, la falta de higiene o la presencia de patologías orales o sistémicas.

Lo cierto es que no se trata de una afección muy preocupante, ya que identificando la causa primaria que provoca este cambio de color en la lengua es fácil ponerle remedio. Sin embargo, sí que es importante prestarle atención porque nos puede estar indicando que existe una enfermedad más grave que hay que tratar.

A veces la lengua amarilla se produce tras sufrir lo que conocemos como lengua blanca. Ante cualquiera de estas situaciones debes de acudir al dentista para que analice la situación de tu salud bucodental. El propósito es diseñar un abordaje de calidad que nos permita solventar cualquier problema desarrollado en tu sonrisa.

En la lengua, además, están las glándulas salivales y las papilas gustativas. El buen funcionamiento de estos órganos es importante para que tu salud oral sea perfecta. Recuerda que lo normal es que produzcas entre 1 y 1,5 litros de saliva cada día. Un exceso en la producción de saliva o sialorrea no es nada saludable y el defecto o xerostomía tampoco.

Causas de la lengua amarilla

  1. Tabaquismo

Fumar habitualmente es uno de los factores de riesgo más frecuentes para un sinfín de patologías orales. La saliva del fumador es algo más espesa que la de quien no fuma. Esto implica que se produzca una cantidad de saliva inferior, que podría estar por debajo de lo que se considera como saludable.

Esta sequedad bucal permite que las bacterias que se alojan en la boca proliferen y crezcan en lugares como las papilas gustativas. Lo que se ogra con esto es que la lengua amarilla haga acto de presencia.

  1. Higiene bucodental

La higiene bucodental es la clave para disfrutar de una sonrisa perfecta y saludable. Lo propio es cepillar los dientes entre dos y tres veces cada día, sin olvidarnos de la higiene interdental y de la limpieza lingual.

Para limpiar la lengua puedes utilizar un limpiador lingual o el propio cepillo de dientes. Debes de hacer un suave barrido desde atrás hacia adelante, eliminando toda la suciedad y bacterias que se alojan en esta zona.

Finaliza tu rutina de limpieza bucal con el uso de un buen enjuague bucal, que proteja de la presencia exacerbada de bacterias en la boca.

Con el fin de optimizar tu salud oral es recomendable que visites al dentista de manera periódica, con el fin de eliminar cualquier problema que pueda poner en riesgo la salud de tu boca. En estas revisiones te haremos tartrectomías anuales, para eliminar sarro y bacterias de tu sonrisa y no poner en riesgo tu cavidad oral.

  1. Hábitos nutricionales

La alimentación también es un factor de riesgo para la lengua amarilla y otras afecciones bucodentales. Ingerir alimentos que colorean los dientes, ricos en azucares añadidos, ácidos o muy picantes podría estar detrás de estos problemas orales. Además, es conveniente que mantengas una buena hidratación para evitar que las enfermedades linguales hagan acto de presencia.

  1. Infecciones en la boca

Tanto la lengua amarilla como la lengua blanca puede producirse a consecuencia de las diferentes infecciones orales que se pueden producir. Tanto las bacterias, los virus, como los hongos en la boca son responsables de enfermedades serias que se deben controlar. En este sentido, la candidiasis oral es una de las patologías que debemos descartar si notamos un cambio de color en la lengua.

  1. Uso de fármacos

El consumo de algunos fármacos puede hacer que aparezcan síntomas o efectos secundarios como la xerostomía. La baja producción de saliva podría provocar la lengua amarilla. Ante este tipo de situaciones debes de informar a tu médico para que analice la opción de modificar el tratamiento farmacológico.

Solución para la lengua amarilla

Para currar la lengua amarilla es importante que determinemos previamente cuál es la causa de esta afección. Una vez hayamos logrado un buen diagnóstico es el momento de planificar un abordaje personalizado.

No obstante, puedes seguir los siguientes consejos para evitar los cambios de color en la superficie lingual:

  • Evita el tabaco completamente.
  • Optimiza tus rutinas de higiene bucodental.
  • Usa el limpiador lingual a diario.
  • Los colutorios son importantes para prevenir afecciones en la lengua.
  • Minimiza la ingesta de bebidas y comidas colorantes, como el vino o el café.
  • Asegúrate de mantener una buena hidratación.
  • Visita la clínica dental para que el odontólogo descarte problemas mayores.
  • Realízate limpiezas dentales profesionales periódicas.

Pide cita en Prodental Santa Cruz si tienes la lengua amarilla. La primera cita es gratis en nuestra clínica dental de Santa Cruz de Tenerife.

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Abrir chat