fbpx

Liquen plano oral: causas y tratamientos

Blog-liquen plano oral

Liquen plano oral: causas y tratamientos

El liquen plano oral es una de las patologías de origen inflamatorio y no infecciosas que suelen afectar generalmente a las mucosas de la boca. No obstante, esta afección también puede aparecer en otras zonas, como el pelo, los genitales o las uñas, entre otras.

Es importante destacar que al no ser una enfermedad infecciosa no hay que preocuparse por su contagio. El liquen plano no es contagioso. Aunque, si tienes inflamación en las mucosas orales y piensas que puedes padecer esta patología es muy recomendable que acudas a la clínica dental.

Desde la Clínica dental Prodental Santa Cruz consideramos que un buen diagnóstico en el dentista es imprescindible. El objetivo es descartar actividad maligna, que pueda estar detrás de la formación de esa inflamación en la boca. El liquen plano suele aparecer en zonas como la cara interna de las mejillas, el suelo de la boca o la lengua.

¿Qué es el liquen plano oral?

Esta enfermedad es más común de lo que cabría esperar. Pese a ello, es una gran desconocida para gran parte de la población. Se caracteriza por un engrosamiento de las mucosas orales, que origina ciertas lesiones bucodentales. Estas lesiones pueden ocasionar algunas molestias en la boca.

Se trata de una patología inflamatoria y crónica. Esto se debe a que quien padece liquen plano suele vivir con recaídas durante gran parte de su vida.

Generalmente esta enfermedad no resulta grave ni preocupante, aunque hay que prestar atención a sus estadios. El color de las lesiones originadas y su colocación nos dan pistas sobre todo esto.

Tipos de liquen plano:

  • Lesión blanca: una inflamación de las mucosas orales de color blanquecino es lo más común. En este momento, la enfermedad suele ser asintomática y no presenta problemas. Es muy común que el liquen plano pase desapercibido. De hecho, en la mayor parte de los casos el cambio de rugosidad no se tiene en cuenta como parte de una afección crónica.
  • Lesión roja: si el liquen plano cambia de color blanco a rojo los síntomas son algo más evidentes. A simple vista la lesión es algo más escandalosa y, además, suele conllevar picores y molestias en la zona en la que ha aparecido. Acudir al dentista para que realice un diagnóstico seguro es muy importante en estos casos.

Causas del liquen plano

Las causas del liquen plano oral siguen siendo desconocidas para la comunidad científica. Pese a ello, se tienen sospechas de que lo que ha ocasionado la aparición de esta enfermedad inflamatoria podría deberse a algún problema inmunológico. Además, las mujeres suelen mostrar una prevalencia superior a padecer la patología, que se da más frecuentemente a partir de los 30 años.

Existen ciertos factores de riesgo que podrían empeorar la enfermedad, aunque no serían los causantes de ella:

  • Enfermedades: algunos artículos científicos relacionan la formación del liquen plano oral con enfermedades sistémicas como la diabetes o la hipertensión arterial, entre otras.
  • Fármacos: el consumo de algunos tipos de medicamentos también podría propiciar la reactivación de los brotes de liquen plano.
  • Aparatos dentales: los aparatos dentales metálicos, como la ortodoncia con brackets, también puede permitir la evolución de la enfermedad. Esto se debe a que estos tratamientos dentales son propicios para generar rozaduras en las mucosas orales. Ocurre lo mismo con las prótesis dentales mal ajustadas, como las dentaduras postizas.
  • Dieta: si padeces liquen plano oral es aconsejable que evites, en la medida de lo posible, la ingesta continuada de comidas picantes o ácidas. Este tipo de alimentos puede potenciar su aparición.
  • Higiene dental: una higiene dental deficiente es siempre contraproducente para una salud oral óptima. Por ello, te aconsejamos que para limitar la aparición de brotes de liquen plano lleves a cabo una limpieza bucodental exhaustiva. Realiza también limpiezas dentales profesionales en el dentista de forma periódica y recurre al irrigador dental para eliminar la placa bacteriana de los espacios interdentales.
  • Cuadros de estrés: se ha relacionado la reactivación de esta patología con procesos de ansiedad o estrés.
  • Malos hábitos: el alcohol y el tabaco también son factores de riesgo, que se pueden evitar, en la aparición del liquen plano oral.

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad

Diagnosticar el liquen plano oral es cosa del dentista. Ante cualquier sospecha de que padeces esta enfermedad inflamatoria debes visitar la clínica dental. El odontólogo realizará un primer examen visual para determinar si se trata de la patología o no. En el caso de existir dudas podría realizarte una biopsia, que se analizaría en el laboratorio de anatomía patológica.

El liquen plano no suele ser una enfermedad peligrosa. Pero sí hay que prestar más atención cuando las lesiones cambian de color, se ubican en las zonas laterales de la lengua, en el suelo de la cavidad oral o los bordes no están perfectamente definidos. En estos casos, la biopsia ayudará al dentista a establecer si existe un cáncer oral que deba ser extirpado cuanto antes.

Si la enfermedad se presenta con lesiones blancas en las mucosas, la gravedad no suele ser un problema. Además, si quien lo padece es una persona fumadora la principal recomendación es que se elimine ese hábito o, por lo menos que se reduzca la cantidad de tabaco diaria.

Es posible que liquen plano oral presente ciertas molestias a quien lo sufre. En algunos casos, los dolores hacen que se incremente la sensibilidad de la zona en la que aparecen las lesiones. El odontólogo puede prescribir fármacos para mitigar esas molestias.

Si crees que puedes padecer liquen plano oral en la Clínica Prodental Santa Cruz estaremos encantados de ayudarte y ofrecerte un diagnóstico seguro. Pide cita online con nuestros especialistas para estar en las mejores manos. Además, la primera consulta en nuestra clínica es completamente gratis para ti. La salud dental es muy importante.

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Monitor OK