Llagas en la boca: causas y tratamientos

Blog-llagas

Llagas en la boca: causas y tratamientos

La aparición de llagas en la boca es uno de los trastornos bucodentales y patologías dentales más comunes, que afecta a gran parte de la población. Son conocidas como úlceras o aftas bucales y pese a que no se trata de un problema de gravedad, suelen resultar muy molestas para quien las padece. Si tienes llagas orales, desde la Clínica Prodental Santa Cruz, vamos a explicarte cuáles son las causas de su formación, así como los posibles tratamientos para curarlas.

¿Qué son y por qué salen llagas en la boca?

Antes de comenzar a explicarte las causas de la aparición de las famosas llagas en la boca, es importante que entiendas muy bien qué son este tipo de afecciones ulcerosas. Se trata de aftas o lesiones que aparecen en el interior de la cavidad oral de forma prácticamente espontánea.

Suelen formarse en las mucosas de la boca. Comúnmente afectan a la zona interna de los labios, las mejillas, el paladar blando, las encías o la lengua. Las lesiones presentan un color blanquecino, que puede tirar a amarillento, y que generalmente presenta cierto enrojecimiento a su alrededor.

Las llagas bucales pueden ser de tamaños muy variados, aunque normalmente no superan los 8 milímetros de dimensión. Es importante que sepas que las úlceras bucales no son lesiones peligrosas, que deban de preocuparte, pero sí que resultan muy molestas para la vida diaria. En función del tamaño que tengan es posible que te cueste masticar o hablar. Además, es habitual que generen cierto dolor en la zona afectada.

Algunas personas tienen cierta predisposición genética ante la formación de este tipo de aftas bucales. En estos casos, visitar a tu odontólogo y recibir tratamientos de odontología conservadora, así como los consejos de un especialista en la materia, puede garantizarte una vida mucho más saludable y cómoda. Nuestros profesionales en salud dental harán todo lo posible para ayudarte a minimizar la formación de llagas en la boca.

  1. Diferencias entre llagas y herpes bucales

El herpes simple es una afección bucodental de carácter vírico, que en muchos casos puede confundirse con la formación de llagas o aftas orales. Es importante distinguir bien entre ambas lesiones, ya que el tratamiento y las consecuencias de padecerlas son extremadamente diferentes.

Lo más importante que debes saber al respecto es que las llagas de la boca no son contagiosas en absoluto. Sin embargo, el herpes simple es una afección muy contagiosa, con la que hay que tener mucho cuidado.

Si tienes dudas al ver la lesión oral que padeces y es posible que se trate de un herpes te recomendamos visitar la clínica dental cuanto antes, con el objetivo de seguir un tratamiento óptimo y adecuado a tu situación particular.

  1. Tipos de aftas bucales

Estas lesiones se presentan de tres formas diferentes, teniendo en cuenta su morfología. Además, hay que tener en cuenta si la lesión es recurrente o no. Muchas veces las llagas tienden a salir cada cierto tiempo, a consecuencia de una predisposición genética que lo permite. Seguir buenos hábitos orales y maximizar la higiene bucodental es prioritario para evitar la formación de úlceras.

  • Aftas menores: son las más comunes de todas. Suelen formarse en solitario y de forma espontánea. Generalmente desaparecen unos días después sin generar demasiados problemas.
  • Aftas mayores: son llagas más grandes que las anteriores, ya que siempre superan 1 centímetro de tamaño. Su desaparición tarda algo más y pueden dejar una pequeña cicatriz en la zona afectada.
  • Aftas herpetiformes: son muy comunes en las personas más mayores. Pese a que su apariencia pueda confundir la lesión con un herpes, estas no están formadas por dicho virus. La peculiaridad es que generalmente se forman a partir de varias llagas, que pueden unirse creando una lesión más grande. Tienden a desaparecer por sí solas en el plazo de entre una o dos semanas.
  1. Síntomas de las úlceras orales

Diagnosticar las llagas en la boca es algo muy sencillo. Sus síntomas suelen provocar dolor y molestias. Además, en cuanto a su morfología no generan muchas dudas. Si notas heridas abiertas de color blanquecino, con bordes rojos, es probable que estés ante una llaga.

En la fase inicial, las aftas dan la cara con una sensación de picor en la zona donde se produce la lesión. Poco a poco la herida se irá abriendo hasta que aparece la úlcera. Algunos pacientes sufren una sintomatología más acusada, como dolor agudo, inflamación de ganglios linfáticos e, incluso, fiebre.

Teniendo en cuenta que las llagas bucales no provocan fiebre, la explicación a este cuadro sintomático podría estar en la presencia de alguna patología infecciosa, como la amigdalitis o la gripe. Por lo tanto, la lesión sería una consecuencia de la enfermedad principal.

  1. Causas de la aparición de llagas

Si tienes llagas en la boca es muy posible que desconozcas completamente las causas que han provocado su aparición. Desde la Clínica Prodental Santa Cruz queremos que tengas todas las claves sobre estas lesiones. Pero debemos dejarte claro que en muchos casos surgen de forma espontánea, a partir de causas que no llegamos a conocer.

  • Lesiones o traumas orales: cualquier traumatismo en la cavidad oral puede provocar una úlcera. Si te muerdes al masticar, algo muy común, es probable que se desencadene una lesión de este tipo.
  • Ortodoncia o prótesis: los pacientes que siguen tratamientos de ortodoncia con brackets también son más propensos a padecer llagas en la boca, a causa de los arcos metálicos y los propios brackets. Ocurre lo mismo en aquellas personas que llevan prótesis dentales, como las dentaduras postizas.
  • Causas inmunológicas: el debilitamiento del sistema inmune puede propiciar la salida de aftas bucales. Ante estas situaciones conviene acudir al dentista, ya que una bajada de defensas podría ocasionar otras enfermedades de carácter más grave.
  • A causa de un virus: como te hemos comentado antes, la formación de llagas puede estar relacionada con enfermedades víricas, como la gripe o la amigdalitis.
  • Déficits nutricionales: seguir una dieta saludable, rica en vitaminas y minerales, es tan importante para la salud bucodental como para la salud en general. Generalmente estas carencias no se aprecian en el primer mundo, pero es posible que sucedan en menor medida.
  • Estrés y ansiedad: los cuadros de estrés o ansiedad afectan negativamente a la salud oral. Además de poder provocar patologías como el bruxismo, también podrían propiciar la formación de úlceras en la boca.
  • Cambios hormonales: las llagas en la boca tienen una mayor prevalencia en mujeres que en hombres. Esto se debe a los cambios hormonales por los que pasa el cuerpo de la mujer a lo largo del ciclo menstrual.
  • Predisposición genética: existe un componente genético y hereditario en la aparición de llagas en la boca.

Tratamientos para las llagas bucales

Como te hemos contado anteriormente, las llagas en la boca suelen curarse por sí solas, sin la necesidad de realizar ningún tipo de tratamiento específico. No obstante, sí que podemos ofrecerte algunas recomendaciones para prevenir su aparición o para minimizar sus consecuencias.

  • Evita el consumo de alimentos picantes, extremadamente calientes o ácidos. De esta forma conseguirás que el dolor y las molestias que provocan las llagas en la boca no se acentúen.
  • En las farmacias venden medicamentos específicos para las aftas, que suelen tener hidrocortisona, que además de mitigar el dolor aceleran la curación de las llagas orales.
  • También puedes utilizar enjuagues bucales que ayuden a eliminar bacterias. Así conseguirás que las bacterias presentes en la boca no alarguen el proceso de curación de las lesiones.
  • Los remedios caseros para las llagas en la boca son poco fiables. Nuestro consejo es que no te dejes engatusar por todo lo que lees en Internet. Evits usar productos que puedan dañar las piezas dentales. Realizar enjuagues orales con agua templada y sal es una buena idea.
  • Extrema los cuidados de higiene bucodental. Si tu boca está perfectamente cuidada, libre de bacterias y saludable las llagas en la boca no supondrán un grave problema.
  • En el caso de que las lesiones no desaparezcan en el plazo aproximado de una semana tendrás que ponerte en contacto con tu dentista. En la Clínica Prodental Santa Cruz ponemos a tu disposición a los mejores odontólogos de la zona.
No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Monitor OK
Abrir chat