fbpx

Mucositis: qué es, recomendaciones y consejos para evitarla

Mucositis: qué es, recomendaciones y consejos para evitarla

Mucositis: qué es, recomendaciones y consejos para evitarla

La mucositis oral es una reacción inflamatoria que acaba afectando a cada uno de los tejidos de la cavidad bucal cuando no se trata o se sana a tiempo.

El grado de la inflamación y tipologías varían de distintas formas, dependiendo de la persona, y pueden suponer desde un simple enrojecimiento gingival hasta el desarrollo de molestas y dolorosas llagas.

Los tratamientos con quimio o radioterapia son las razones principales de esta afección, debido a la radiación que emite en las células del tracto digestivo, reproduciéndose con mayor velocidad en comparación con las otras células del organismo, aunque no son las únicas causas.

Si quieres saber las razones que provocan su desarrollo o qué hacer para evitarlo, ¡continúa leyendo el siguiente post!

¿Qué es la mucositis oral?

La mucositis oral puede afectar negativamente al conjunto completo del tracto gastrointestinal o mucosa oral, inflamando y erupcionando ciertas lesiones ulcerosas desde la cavidad bucal hasta llegar al ano.

Esta afección inflamatoria suele manifestarse en la mayoría de los pacientes con cáncer debido a los efectos del tratamiento antineoplásico, a enfermedades infecciosas o síndromes de inmunodeficiencia secundaria, entre otros componentes.

Además, puede afectar notoriamente a la calidad de vida de la persona, así como limitar las dosis del tratamiento requerido en el futuro.

¿Cuáles son los  síntomas producidos por la mucositis oral?

Los signos y síntomas puede variar de persona a persona dependiendo de la gravedad de la afección:

  • Dificultad para comer, tragar y hablar.
  • Boca y encías inflamadas y enrojecidas.
  • Dolor e incremento de sensibilidad en la boca.
  • Infecciones intestinales.
  • Llagas y úlceras bucales y en la lengua.
  • Pústulas blandas y blanquecinas.
  • Sangrado.
  • Pus en la boca y en la lengua.
  • Quemazón y/u hormigueo en los labios.
  • Saliva más espesa y densa.
  • Sequedad.
  • Pus en la boca y en la lengua.
  • Virus del Herpes o Cándidas Albicans.

Es necesario que, ante cualquier sintomatología mencionada, acudas de manera inmediata con tu odontólogo de confianza para que pueda tratar a tiempo cualquier patología o afección dental.

¿Cuáles son las causas del desarrollo de la mucositis oral?

Las causas pueden ser variadas, sin embargo, las más comunes son:

  • Infecciones bucodentales maltratadas.
  • Una mala o insuficiente higiene dental.
  • Los restos de comida que se acumulan en medio de los dientes.
  • Deshidratación bucal.
  • Deficiencia de proteínas y nutrientes en la alimentación.
  • Exceso del consumo de tabaco y alcohol.
  • Terapia de oxígeno.
  • Acumulación desmesurada de placa bacteriana, sarro y/o agentes nocivos, no erradicadas a tiempo.

¿La mucositis oral se puede evitar?

Por supuesto que sí, simplemente debes crear una rutina donde incluyas, de manera diaria y sin excepción, lo siguiente:

  • Limpia adecuadamente tus dientes, incluyendo lengua y encías, con un cepillo de cerdas suaves.
  • Mastica trozos de piña y/o chicle o caramelos sin azúcar.
  • Completa tu cepillado utilizando enjuagues sin alcohol, solución salina o bicarbonato, para limpiar y lubricar los tejidos de la boca y neutralizar el medio bucal.
  • Establece una alimentación baja en azúcares.
  • Elimina de tu plan alimenticio las comidas muy frías, calientes, ácidas o picantes.
  • Hidrátate e incrementa el aporte de líquidos fríos y nutritivos, como agua o zumo de frutas.
  • Si sufres de sequedad, puedes usar bálsamo labial.
  • Erradica el consumo de alcohol o tabaco.
  • Cepíllate con pasta dental fluorada.
  • Toma pastillas efervescentes de vitamina C.

En el caso de pacientes con prótesis dentales sin metal, antes de irse a dormir deben sumergir la dentadura en solución de hipoclorito sódico o en solución de nistatina.

Ante cualquier sintomatología de sangrado leve o moderado en pacientes con plaquetopenia, se debe emplear una torunda de gasa o bastoncillos de algodón para desinfectar la zona afectada y mantener el cuidado de la cavidad bucodental.

Tipos de mucositis oral

Cuando no se trata a tiempo puede desencadenar diversas tipologías de afección, ocasionando complicaciones o ciertas dificultades a la hora de alimentarse, pudiendo ser necesario la utilización de nutrición enteral o parenteral.

No obstante, entre las tipologías  más comunes se encuentran:

Ulcerativa

Esta tipología provoca lesiones ulcerosas a lo largo del tracto digestivo, posicionándose en la tipología más grave y peligrosa. Se desarrolla después de los siete días tras haber iniciado el tratamiento antineoplásico.

Periimplantitis

Tiene cierta afinidad con la patología bucodental conocida como periodontitis, desencadenando una inflamación en los tejidos blandos y duros que rodean el implante. Si no se trata a tiempo, puede provocar la destrucción del hueso y conllevar a consecuencias estéticas, como la recesión gingival.

Eritematosa

La eritematosa aparece tras haber transcurrido de cinco a seis días tras la quimio. Uno de los puntos a favor que tiene esta tipología es que, si no llega a existir prueba de infección, puede curarse por sí sola.

Su duración podría variar y perdurar en función del tratamiento antineoplásico implementado:

  • En algunas ocasiones, puede aparecer a los tres días y no prolongarse más allá de diez a quince días, cuando se trata de quimioterapia.
  • Al tratarse de radioterapia, su duración concluye a las seis u ocho semanas postratamiento.

Mucositis periimplantaria

Perjudica a la región que se encuentra alrededor del implante, inflamando solamente los tejidos blandos. Suele ser reversible porque no genera ninguna pérdida del hueso dental, más, sin embargo, podría compararse con la patología bucodental conocida como gingivitis. 

¿Qué grados de mucositis existen?

Los grados de mucositis son:

Grado 0

Sin sintomatologías de mucositis.

Grado 1

Eritema y dolor.

Grado 2

Eritema, úlceras, capaz de comer sólidos.

Grado 3

Eritema, edema o úlceras, requiere únicamente dieta líquida.

Grado 4

Úlceras crónicas, podrá alimentarse solamente de forma oral mediante soporte enteral o parenteral.

Tratamientos para la mucositis oral

Frente a la aparición de los primeros síntomas producidos por esta inflamación dental, lo primordial es acudir con el odontólogo. De este modo, podrá establecer un plan de tratamiento y las indicaciones a seguir acorde a las necesidades y grado de afección que puedas estar presentando.

No obstante, para reducir la inflamación, se sugiere usar productos específicos que tienen propiedades antiinflamatorias y que pueden aplicarse en zonas sensibles como la cavidad bucal:

  • Anestésicos como la lidocaína.
  • Antisépticos bucales, clorhexidina, benzidamina.
  • Protectores de la mucosa como sucralfato.
  • Coadyuvantes: nistatina.
  • Antibióticos no absorbibles.
  • Especies vegetales: cocimiento de llantén, manzanilla.
  • Crioterapia.
  • Capsaicina.
  • Corticosteroides.
  • Glutamina.
  • Inmunoglobulinas.
  • Mesalazina.
  • Propantelina.
  • Prostaglandinas.
  • Vitamono EF Lipogel.

Deshazte de la mucositis oral en la Clínica Dental Prodental de Santa Cruz de Tenerife

En la Clínica Dental en Santa Cruz de Tenerife, contamos con tratamientos y métodos tecnológicos de última generación, enfocados específicamente en mejorar y/o solventar tu salud bucal y estética dental, de la mano de los mejores profesionales en las distintas ramas de la odontología.

Si quieres deshacerte de la mucositis oral, resolver los inconvenientes que desencadenan sus distintas tipologías o recibir el procedimiento conforme a tus necesidades y grado de afección, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Qué esperas para eliminar de una vez por todas la mucositis oral? ¡La primera visita es gratuita!

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Abrir chat