fbpx

¿Qué hacer ante una muela infectada?

muela infectada

¿Qué hacer ante una muela infectada?

Si padeces dolor de muelas es muy probable que se deba a una muela infectada. Revisar tu sonrisa para averiguar si realmente existe infección dental es una prioridad. Ten en cuenta que los procesos infecciosos en la boca avanzan rápidamente, generando daños cada vez más graves, llegando incluso a provocar la pérdida de dientes. En la Clínica Dental Prodental Santa Cruz somos especialistas en odontología conservadora y queremos evitar que las caries o patologías orales se conviertan en un hándicap para tu calidad de vida.

Cualquier infección en la boca debe de recibir tratamiento. Es posible que estás afecciones sean provocadas por bacterias orales (lo más frecuente), por hongos en la boca (candidiasis oral) o por otros patógenos, como los virus (herpes labial). En nuestra clínica dental revisamos cada caso de manera personalizada, de tal manera que podemos diseñar procedimientos a medida.

Tener una muela infectada debe de ponerte en alerta, ya que si dejas que la infección avance podría afectar a otras piezas dentales, provocando daños cada vez más graves y preocupantes. Si el síntoma inicial es el dolor dental tendremos que descartar otras cuestiones, como la posibilidad de que las molestias sean consecuencia de la erupción de las muelas del juicio, por ejemplo.

A través de un completo examen bucodental, en el que realizamos pruebas de imagen de última generación, podemos asegurarnos si existe alguna muela infectada por las bacterias de la boca. Con el objetivo de evitar la exodoncia, en el caso de que nuestro equipo médico detecte una muela infectada, es importante que abordemos la infección con rapidez, diseñando una estrategia conservadora. El empaste dental, la endodoncia y, en algunos casos, la reendodoncia, son los tratamientos más socorridos para eliminar infecciones dentales.

Muela infectada: posibles causas

La presencia de una muela infectada puede deberse a motivos muy diversos, aunque en la mayor parte de los casos son las bacterias de la boca las que causan este problema. Las caries en las muelas aparecen frecuentemente por la presencia de sarro dental que no se ha eliminado debidamente.

El sarro es la placa bacteriana que se ha endurecido al no llevar a cabo una higiene dental exhaustiva. También se le llama tártaro o cálculo dental y solo se puede quitar mediante la tartrectomía o limpieza dental profesional. También podemos eliminar el sarro subgingival si llevamos a cabo un curetaje dental, que es una limpieza bucal mucho más profunda, especialmente pensada para frenar la enfermedad periodontal.

Causas más habituales de la muela infectada:

  • Enfermedades periodontales: las infecciones en la boca están detrás de las patologías periodontales. Estas afecciones, que suelen comenzar con la gingivitis, van evolucionando negativamente y destruyendo tejidos, hasta generar una periodontitis o piorrea. En esta fase de la infección, las piezas dentales corren un serio peligro, ya que si no se frena la enfermedad con éxito la pérdida de dientes podría convertirse en toda una realidad. Planificar curetajes dentales es una estrategia de calidad para que la muela infectada se pierda. Un buen tratamiento periodontal, diseñado por un experto en periodoncia, puede marcar la diferencia.
  • Caries dentales: las caries están detrás de la mayor parte de las infecciones de muelas. Su origen está en la presencia de bacterias que no se eliminan y destruyen el tejido del diente. Cuando la caries es leve y solo ha dañado parte del esmalte dental, la obturación o empaste será el abordaje de elección. Sin embargo, cuando el tejido cariado ha llegado más lejos, es la endodoncia el tratamiento que solemos realizar. Una endodoncia nos permite matar el nervio y salvar la pieza dental. A veces, tenemos que realizar una reendodoncia, cuando el primer tratamiento no ha sido efectivo.
  • Golpes en la boca: puede ser que la muela infectada sea consecuencia de un trauma bucodental. Un golpe en la boca podría generar una grieta a través de la que penetran bacterias, generando la infección odontológica. En estos casos, la visita al odontólogo es muy importante, ya que puede detectar el problema sin que haya generado grandes daños en la sonrisa.

Síntomas de la muela infectada

Ante la presencia de uno o varios de los síntomas que te vamos a detallar a continuación debes de visitar la clínica dental y ponerte en manos de un equipo experto:

  • Dolor de muelas bastante potente y de gran intensidad.
  • Molestias notables y persistentes, sobre todo al masticar.
  • Encías inflamadas en la zona en la que se presenta la infección.
  • Encías enrojecidas, que pueden sangrar.
  • Mal aliento que no desaparece tras la higiene bucal.
  • Dolor de oído y/o garganta.
  • El dolor de cabeza o la jaqueca también podría ser un síntoma de muela infectada.
  • Aumento de la sensibilidad dental.
  • En algunos casos se presenta febrícula o fiebre.
  • Inflamación de los ganglios del cuello.
  • Aparición de un flemón dental en la zona en la que está la infección.

No tienen que suceder todos estos síntomas, pero sí que es posible que se produzcan varios o solo uno. Mantente alerta si comienzan a darse, con el fin de minimizar riesgos. Ante el dolor dental persistente, puedes tomar analgésicos, siguiendo siempre las indicaciones de tu dentista.

Pide cita en Prodental Santa Cruz si sospechas de una muela infectada. Nuestros profesionales diseñaran para ti un tratamiento dental a medida. La primera consulta es gratis en nuestra clínica dental.

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Abrir chat