fbpx

Piercing en la lengua y salud bucal

Blog-piercing-en-la-lengua-prodentalsantacruz

Piercing en la lengua y salud bucal

Eso de llevar un piercing en la lengua parece que se ha convertido en una moda muy arraigada entre ciertos colectivos jóvenes. La idea de llevar un pendiente en la boca se prevé como ideal para modificar la estética, pero las implicaciones a nivel de salud dental que esto supone también deben de ser tenidas en cuenta.

Más allá de la estética dental, el piercing en la lengua puede ocasionar serios daños en la salud oral de quien lo lleva. Y no solo son peligrosos los pendientes en la lengua, sino todos aquellos que se colocan en la cavidad bucodental, como las encías, el labio o las mejillas. Desde la Clínica Dental Prodental Santa Cruz siempre desaconsejamos a nuestros pacientes que lleven a cabo estas peligrosas prácticas, pero la decisión final está en tus manos.

Eso sí, si al contar con toda la información necesaria decides ponerte un pendiente en la boca tendrás que visitar a tu dentista. El objetivo es que el profesional siga todo el proceso y pueda establecer medidas de higiene extremas. Además de darte los consejos necesarios para que tu salud bucal no se vea comprometida.

Piercing en la lengua y sus consecuencias en la salud de los dientes

Llevar un piercing oral puede parecer estéticamente agradable, pero es muy negativo para la salud bucal. Ten muy claro que llevar elementos metálicos en la boca, que no han sido colocados por un odontólogo profesional puede comprometer la salud de tu sonrisa. La fricción de los pendientes con los dientes debilita considerablemente el esmalte dental, generando muchos problemas a nivel oral.

Desde la Clínica Dental Prodental Santa Cruz queremos que tengas toda la información necesaria antes de colocarte un piercing en la lengua. Si tras leer todos los problemas bucodentales que pueden surgir por este tipo de prácticas poco aconsejables aún decides que quieres llevar un pendiente en la boca, no te olvides de acudir a la clínica dental. El dentista te ayudará a mejorar tu salud oral siempre.

  1. Consecuencias del piercing en la boca: colocación

Las primeras consecuencias de ponerte un piercing en la lengua pueden surgir en el momento en el que te lo colocas. Las mucosas orales son sensibles y no están hechas para ser agujereadas:

  • Molestias: la primera de las consecuencias de los pendientes bucales es el dolor que sentirás durante su colocación. Aunque apliques frío en la zona, las molestias serán notables. Pero seguro que esto ya lo sabías.
  • Reacción alérgica: recuerda solicitar un piercing antialérgico, con el fin de evitar reacciones alérgicas que puedan comprometer tu salud. Algunos metales, como el níquel, están detrás de este tipo de complicaciones.
  • Infecciones bacterianas: si tras la colocación del piercing en la lengua padeces un estado febril acusado es probable que estás sufriendo una bacteriemia. Se trata de una infección bacteriana, que puede ser muy grave. En este caso acude a tu médico de inmediato. Esta infección puede llegar a la sangre, comprometiendo considerablemente tu salud general.
  • Inflamación bucal: tras la colocación del piercing en la lengua es muy común que esta se hinche notablemente. Se trata de una complicación muy habitual, que puede prolongarse durante semanas.
  • Pérdida de movilidad: en la zona bucodental hay muchos nervios. Colocar un pendiente en la boca podría dañar alguno de ellos. Si esto ocurre, podrías perder el sentido del gusto o incluso la movilidad de la zona puede alterarse.
  1. Consecuencias posteriores del pendiente oral

Además de las consecuencias que pueden aparecer en el momento en el que te colocas el pendiente en la lengua, existen otros problemas que podrían surgir a largo plazo:

  • Enfermedad periodontal: el piercing en la lengua es un cuerpo extraño para la cavidad oral. A su alrededor pueden quedar restos de comida y bacterias, que actúan de forma negativa. Por lo tanto, las personas que lucen estos pendientes tienen un riesgo superior a padecer patologías de las encías, como la gingivitis y la periodontitis. Si tus encías sangran o se hinchan debes acudir a la clínica dental para comenzar un tratamiento efectivo.
  • Traumatismos orales: uno de los principales problemas de los piercings bucales son los traumatismos. Cualquier golpe en la boca podría dañar considerablemente las piezas dentales. Además, debido al roce del metal con los dientes, pueden generarse fisuras, que aumentan el riesgo a padecer caries dentales.
  • Debilitamiento del esmalte: la fricción de los pendientes orales con los dientes está detrás del desgaste del esmalte dental. Por ello, es común que quienes llevan un piercing en la lengua tengan una sensibilidad dental muy notable.
  • Infecciones bucales: los pendientes orales aumentan el riesgo a sufrir todo tipo de infecciones orales. Las bacterias encuentran un lugar más en el que crecer, afectando seriamente a la salud oral.
  • Mal aliento: la halitosis puede aparecer por el acúmulo de bacterias orales. Un cepillado dental deficiente y la presencia de placa bacteriana alrededor del pendiente es el caldo de cultivo perfecto para que el aliento no sea fresco y saludable.

Cuidados del piercing bucal

Desde la Clínica Dental Prodental Santa Cruz queremos que seas consciente de los serios riesgos para tu salud dental que supone llevar un piercing en la lengua. Si pese a todo lo que te hemos contado sigues queriendo hacerte un pendiente oral, te recomendamos que sigas nuestros consejos de cuidado e higiene:

  • Limpieza dental profesional: con el fin de evitar que las bacterias orales afecten negativamente a tu salud dental, debes someterte a profilaxis orales en la clínica dental.
  • Higiene oral: cepillarte los dientes a diario es esencial para mejorar tu salud dental. En el caso de llevar un pendiente en la lengua, tendrás que extremar tus medidas de higiene. Recuerda cepillarte los dientes entre dos y tres veces al día. Usa hilo dental y un buen irrigador bucal. Estos utensilios te ayudarán a eliminar las bacterias alojadas en zonas complicadas. Y finaliza la limpieza de dientes con un colutorio antiséptico.
  • Malos hábitos: deja los hábitos poco saludables de lado. A ser posible no fumes y limita la ingesta de alcohol.
  • Visita al dentista: si llevas un piercing en la lengua tu odontólogo será tu mejor aliado. Visita la clínica dental y sigue sus consejos sobre odontología conservadora.
  • Lávate las manos: antes de tocar el pendiente recuerda que debes lavarte las manos perfectamente. Así estarás evitando introducir bacterias externas en el interior de la boca.

Te esperamos en nuestra clínica dental para que entiendas todas las complicaciones que supone llevar un piercing oral. Si ya llevas un pendiente en la boca pide cita online y ven a vernos. Nosotros te ayudaremos a mejorar tu salud bucal. Además, la primera consulta es gratis.

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Monitor OK