fbpx

Pulpitis: cuál es su origen y cómo es su tratamiento

Pulpitis - Prodental Santa Cruz

Pulpitis: cuál es su origen y cómo es su tratamiento

El cuidado y la higiene dental deben ser un tema de atención permanente, así como lo son otras áreas del cuerpo. El descuido puede provocar consecuencias irreversibles o de difícil tratamiento, como es el caso de la pulpitis si no es tratada a tiempo.

¿Qué es la pulpitis?

La pulpitis es una inflamación dentaria que afecta a la pulpa del diente, es decir, al tejido celuloso, blando y nervioso que contiene a los vasos sanguíneos que se encuentran en el interior de los dientes.

Con frecuencia, esta afección se asocia a las caries, aunque hay otra serie de factores que pueden provocar esta dolencia, como pueden ser los traumatismos o el bruxismo, entre otros.

Desde la Clínica Dental Santa Cruz de Tenerife te pondremos al tanto de todo lo que debes saber sobre la pulpitis y cómo tratarla. 

¿Dónde se localiza la pulpa dental?

Para tener un buen conocimiento sobre la pulpitis, lo primero es saber que la pulpa dental se encuentra en el interior de la corona. Dicha pulpa es lo que habitualmente denominamos nervio en una pieza dental.

Conocer la anatomía de la boca nos permitirá tener una noción más clara sobre nuestras dolencias. Desde la Clínica Dental Santa Cruz de Tenerife recomendamos acudir al médico de inmediato porque una detección temprana y acción inmediata en cualquier alteración bucodental nos ofrece mejores resultados. Recuerda que en esta página podrás contactar de inmediato con nosotros, a través de las citas online

Una pieza dental se divide en: la corona dentaria, que es la parte de la dentadura que se ve cuando sonreímos o hablamos, el borde de la encía, que es la unión de las piezas dentales con la mucosa y la raíz dental que está insertada en el hueso y su función es la de soporte. 

En cuanto a la composición interna de las piezas dentales tenemos los siguientes elementos: esmalte, que es lo que recubre la corona dental, y su función es proteger de agentes patógenos cualquier pieza que pueda verse afectada; la dentina, situada bajo el esmalte, que mitiga golpes y presiones del diente derivadas de acciones cotidianas, como masticar. La dentina, junto con el esmalte, es lo que envuelve la cámara pulpar, donde se encuentra la pulpa, un tejido blando compuesto por nervios y vasos sanguíneos. Por último, encontraremos el cemento, una capa fina que cubre la superficie de la raíz dental.

¿Cuáles son las funciones de la pulpa dental?

Entre las funciones de la pulpa dental se encuentra la de enviar señales sensoriales al cerebro cuando una pieza dental sufra algún tipo de daño. Esta señal se traduce en forma de dolor, lo cual nos indica inmediatamente que debemos acudir al odontólogo. Además, la pulpa dental cumple una de las funciones esenciales del funcionamiento de la boca, ya que es la responsable de formar la dentina y de nutrir las piezas dentales.

Síntomas de la pulpitis dental

El síntoma principal de la pulpitis dental es el dolor que, de acuerdo a su cuadro, será un dolor más o menos intenso. El dolor aparecerá al consumir algún alimento que esté muy frío o muy caliente, con lo que la sensibilidad se incrementa y se sufre de forma inmediata. Por otro lado, también puede suceder que el dolor aparezca y desaparezca, sobre todo al masticar, provocando que tal vez solo se mantenga unos minutos y luego se vaya o que al masticar aparezca en fracción de segundos y luego deje de doler. Por su modo de aparición e irradiación del dolor, a algunos pacientes les cuesta identificar el diente exacto afectado, teniendo la noción de una zona, pero no de una pieza en particular. Este dolor puede cesar de repente durante varios días, lo cual dificulta la forma de identificarlo. También hay pacientes que pueden tener pulpitis dental de forma asintomática. 

¿Qué tipos de pulpitis existen?

Existen tres tipos de pulpitis que pueden afectarnos: la pulpitis reversible, la pulpitis irreversible y la pulpitis hiperplástica. 

La pulpitis reversible

Es de carácter leve. Tal como lo indica su nombre, puede revertirse si se realiza un diagnóstico a tiempo y se hace el tratamiento adecuado. Se trata de una inflamación pasajera del nervio que no tendrá consecuencias. Esta forma de pulpitis está relacionada con el consumo de alimentos excesivamente ácidos o azucarados, cambios del pH en la pieza dental o la ingesta de bebidas muy frías o muy calientes. En estas ocasiones, la molestia cesará una vez que haya desaparecido el estímulo que la provocaba.

La pulpitis irreversible 

Se trata de una patología severa donde la molestia persiste durante bastante tiempo. Según el momento de su detección y el desarrollo que ya tenga, se tratará de un caso más o menos complicado. Cuando la inflamación del nervio es muy grave, no es posible hacer que vuelva a su estado de salud inicial. Por lo general, les ocurre a personas que reciben un traumatismo o un impacto sistemático en algún diente, o padecen de bruxismo, lo cual colabora a la presión prolongada de la pieza dental dañada. Los signos pueden tardar en aparecer, aunque lo más habitual es notar la pieza más oscurecida que el resto de los dientes. En casos muy severos, por descuido o por presentarse de forma asintomática, el nervio sufre tanto que pone en riesgo la estabilidad del diente, por lo que debe extraerse la pieza dental afectada.

La pulpitis hiperplásica 

También conocida como pólipo pulpar, debido a que la pulpa del diente se inflama y erosiona, momento en el que se puede observar una mancha rosada en la superficie del diente. Este tipo de afectación es más común en dientes temporales que en dientes definitivos, aunque no de forma sistemática. Esta inflamación, debido a una exposición prolongada a una infección o una caries, hará que las fibras nerviosas y el dolor dificulten el masticado y las acciones normales de la boca, por lo que se recomienda tratamiento urgente.

¿Cuál es el tratamiento para la pulpitis dental?

El tratamiento estará sujeto a la fase en la que se encuentra la pulpitis dental. Según la higiene bucodental del paciente, el momento en que haya requerido atención y el cuadro patológico que presente, el profesional optará por tratar este problema de uno u otro modo. Como en cada patología, es importante mencionar que una gran parte de las dolencias que podemos sufrir en la boca se deben, en su mayoría, a la estrecha relación que hay con los hábitos de higiene de cada persona. Por eso es sumamente recomendable prestar atención al correcto cepillado, cuidado e higiene de la boca, a fin de evitar problemas de este tipo. Así mismo, recomendamos seguir un calendario de visitas programadas, a fin de controlar la salud bucodental.

En casos de pulpitis reversible, lo aconsejable para tratarla será eliminar la causa que genera dicha molestia, generalmente relacionada con la sensibilidad dental. Si la persona presenta una caries, la solución será realizar una obturación, lo que comúnmente conocemos como empaste dental. Esta solución es una de las más efectivas y de las preferidas por los odontólogos para tratar los casos de pulpitis reversible, ya que la eliminación total de las caries nos dará como resultado una boca mucho más sana.

Si se trata de un caso de pulpitis irreversible, lo recomendable será hacer una endodoncia o un tratamiento de conducto. En estos casos, el profesional eliminará el conjunto de vasos y nervios que se encuentran dentro de la cámara pulpar, siendo estos los principales responsables del dolor en el paciente. Siempre es preferible no perder piezas dentales, por lo que con estos dos tipos de tratamientos podrán conservarse la pieza. Si es viable o no, solo podrá evaluarse mediante una radiografía, ya que se debe conocer el estado de la boca en su totalidad. En casos muy severos, no quedará otra solución más que extraer la pieza dental afectada, de esta manera se elimina el problema antes de que pueda afectar a otras piezas contiguas.

Pulpitis en dientes de leche 

En caso de tratarse de pulpitis en dientes de leche, lo ideal será realizar una pulpectomía. Al igual que en la endodoncia, con esta intervención se logrará limpiar el interior del diente, eliminando por completo la molestia en el niño o niña. Este tratamiento debe realizarse con cuidado, ya que suele ser invasivo para el diente. En caso de que la pulpitis que afecta al niño sea irreversible, se aplicará una pulpotomía coronal. Se deberá evaluar cada caso a fin de conocer el origen de su procedencia y posterior tratamiento. 

Recomendaciones especiales y métodos preventivos

Debido a que la infección de la pulpa dental puede extenderse a otras áreas de la boca, como las encías, es importante recordar que el estado de la cavidad oral afectará al resto del organismo. Cada área de nuestro cuerpo está conectada y relacionada de forma inmediata con otras partes. Las encías, por ejemplo, tienen una estrecha relación con las alteraciones cardiovasculares, por lo cual la atención de estas y otras áreas de la boca es muy importante.

La forma adecuada de evitar este tipo de afecciones es la prevención, y esta solo se logra mediante buenas rutinas de higiene y cuidado de los dientes, así como la programación y el cumplimiento de un calendario odontológico con visitas anuales y semestrales a las que debemos acudir. En cualquier caso, todos debemos atender a los cuidados de nuestra boca y así evitaremos dolores y molestias que se nos puedan presentar.

¡Cuida tu salud bucodental en la Clínica Prodental Santa Cruz!

Para cualquier consulta o duda que tengas con respecto a las afecciones relacionadas con la pulpa dental o si quieres concertar una cita con nosotros, puedes ponerte en contacto a través de nuestra página web o bien llamándonos por teléfono. En la Clínica Prodental Santa Cruz de Tenerife estaremos a disposición para atenderte lo antes y mejor posible.

Rate this post
Etiquetas:
No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.