fbpx

¿Qué es el muguet y qué debemos conocer de esta patología?

¿Qué es el muguet y qué debemos conocer de esta patología?

Entre muchas de las enfermedades propias de los recién nacidos o bebés está el muguet, una infección causada por hongos que es bastante común, mucho más de lo que imaginamos. Por eso es importante conocer sus orígenes, causas, qué es exactamente y cuál es el tratamiento adecuado. En este artículo de la Clínica Prodental Santa Cruz te ponemos al corriente de todo lo que tienes que saber al respecto.

¿Qué es el muguet?

Aunque tal vez su nombre no suene demasiado o no sea muy popular, esta es una infección bastante común en los bebés y algunos adultos. El muguet o candidiasis oral es una afección en la que el hongo Cándida albicans se sitúa en la zona de la boca, causando irritación en y alrededor de la boca. Generalmente, suele curarse solo, pero también puede encontrarse remedio mediante tratamiento.

¿Cómo se origina el muguet?

Como en otras patologías, la mayoría de las personas tienen en su organismo el hongo Cándida Albicans en la boca o en el tubo digestivo, algo que se considera normal en caso de que este no crezca ni se expanda demasiado. 

En algunos casos, el sistema inmune de las personas se puede encontrar debilitado debido a una enfermedad crónica, por el uso de algún medicamento o a raíz de un tratamiento específico como puede ser la quimioterapia. En otros, este sistema inmune no está del todo desarrollado, como en el caso de los bebés, por ejemplo. En ambas situaciones, es probable que el hongo Cándida Albicans pueda crecer de forma excesiva, lo que provoca una infección.

En ocasiones, la expansión de este hongo también puede provocar dermatitis de pañal o infecciones vaginales por hongos, por lo que un bebé puede tener dermatitis y muguet al mismo tiempo. La candidiasis oral puede darse una vez el bebé ha tomado antibióticos para el tratamiento de alguna otra bacteria, ya que los antibióticos eliminan también las bacterias que son beneficiosas para la salud y son las que, en gran parte, evitan que la Cándida Albicans pueda crecer más de lo debido y extenderse.

¿Cuáles son los síntomas del muguet?

El muguet puede aparecer y afectar a cualquier persona de cualquier edad, pero lo más frecuente es durante los primeros seis meses de vida y en los adultos mayores

Un bebé que padezca de muguet tendrá grietas en la comisura de la boca y placas blanquecinas en la lengua, los labios y/o la pared interna de las mejillas

Se recomienda mucha precaución al rascarlas o querer quitarlas, ya que esto podría provocar un sangrado indeseado en dichas zonas. También en los adultos puede haber agrietamiento o enrojecimiento en la comisura de los labios, esto ocurre especialmente en aquellos que utilicen prótesis dental.

En términos generales, la mayoría de los bebés no sienten molestia alguna, pero esto no quita que no se puedan sentir incómodos o molestos al succionar. En algunos casos más aislados, los bebés pueden no estar alimentándose bien debido al dolor o la molestia que puedan tener en la boca. En estos casos se recomienda más cuidado y atención porque tienen que continuar con su alimentación y nutrición adecuada.

Consecuencias y atenciones especiales en casos graves

Aunque a priori el muguet no es doloroso y puede desaparecer solo con el tiempo, hay ciertos casos donde las consecuencias pueden ser más graves:

  • Si el paciente fuera uno de los casos graves, las lesiones adquiridas podrían extenderse hacia el esófago, que es el tubo largo muscular que se extiende desde la parte posterior de la boca hasta el estómago, generando esofagitis por cándida. En caso de que esto suceda, el paciente podría presentar dificultad para tragar o tal vez tener la sensación de atragarse al sentir que los alimentos se quedan en la garganta y no pasan con normalidad.
  • Es muy probable que el muguet se propague hacia otras partes del cuerpo como los pulmones y el hígado.
  • Si la infección se propaga a los intestinos, habrá una gran dificultad para poder alimentarse.
  • Como hemos mencionado, esta enfermedad es habitual en niños y en algunos adultos, pero si el paciente tuviera el sistema inmune comprometido, como en casos de VIH o cáncer, al contraer esta infección hay que acudir urgentemente al médico.

¿Cómo prevenir el muguet?

La infección de muguet es habitual en la lactancia materna, en bebés y también en ciertos adultos, por lo que es un tanto difícil de prevenir, pero se pueden tomar las siguientes precauciones:

  1. Si tu bebé es alimentado con biberón o si utiliza chupete, debes limpiar y desinfectar meticulosamente los chupetes y tetinas con agua caliente o en un lavaplatos después de cada uso. Así podrás evitar que si hubiera algún hongo en la tetina o el chupete, este siga estando presente y vuelva a contagiar.
  2. Guarda los biberones y la leche ya preparados en la nevera para prevenir el crecimiento de hongos.
  3. En caso de que el bebé sea amamantado, como madre deberás revisar tus pezones si están rojos o doloridos, porque tal vez tengas la infección en tus pezones y al amamantar podrías estar retroalimentando el virus y estar contagiándoos mutuamente tú y el bebé. 

En cualquiera de los casos mencionados, se recomienda acudir al médico cuanto antes y así tener conocimiento del tipo de afección y gravedad que el cuadro presenta en el paciente. Siempre es recomendable comenzar un tratamiento cuando antes y no perder tiempo esperando que el muguet se vaya por sí solo.

¿Cuál es el tratamiento adecuado?

De acuerdo a quien le haya afectado el muguet se recomendará uno u otro tratamiento. Para ordenar la información, compartiremos las recomendaciones para según el tipo de persona afectada.

Tratamiento para adultos y niños con el sistema inmune con complicaciones

En casos donde se atiende a adultos y niños con problemas en el sistema inmune, además de contar con la infección extendida del muguet, lo conveniente será que el médico recete antibióticos, que podrán ser recetados en forma de pastillas, píldoras o líquido con el que se harán enjuagues y luego se tragará el producto.

También podrá recetarse Anfotericina B que es un medicamento más fuerte, ya que en algunas ocasiones la Cándida Albicans puede resistirse a los tratamientos sugeridos. Esto se debe a que, en ciertos casos, los antibióticos no realizan el efecto deseado o bien porque ha de cuidarse especialmente la salud del hígado, ya que algunos antibióticos pueden producir daños en ese órgano. Será entonces cuando el médico podrá pedirte análisis de sangre para comprobar cuál es el mejor tratamiento según cada caso. 

En este sentido, la Anfotericina B está especialmente recomendada en personas que se encuentran en la fase tardía de la infección por VIH y su sistema inmune se encuentra debilitado.

Tratamiento para niños y adultos sanos

En este caso, además de la consulta con el médico, se puede recomendar el consumo de yogur sin azúcar o tomar cápsulas de acidófilos o líquido. El yogur y los acidófilos no eliminan los hongos, pero pueden ayudarte a restablecer la flora bacteriana habitual del organismo. En caso de que la infección persista, el médico te podrá recetar un antimicótico.

Tratamiento para lactantes y madres lactantes

En caso de que seas una madre que esté amamantando a su hijo y este tenga muguet, lo mejor es que los dos sigáis el tratamiento. En caso contrario, la infección podría ir y venir de uno a otro.

En estos casos, el médico podría recetar un antimicótico suave para tu bebé y una crema antimicótica para tus pezones y su irritación. 

Recomendaciones a considerar en estos casos

Si utilizas extractor de leche, debes tener mucho cuidado con estos elementos y esterilizarlos constantemente antes y después de su uso. Además, si tu bebé utiliza chupete o se alimenta con biberón, enjuaga las tetinas y los chupetes en una solución de agua y vinagre, o hiérvelos en agua durante algunos minutos. Déjalos secar al aire libre, así te asegurarás que están bien higienizados y secos, a fin de evitar la propagación del hongo.

En la clínica Prodental Santa Cruz cuidamos de tu salud bucodental

Ahora ya estás informado sobre esta enfermedad que afecta en su mayoría a los bebés, aunque también a algunos adultos. Si quisieras conocer más sobre otras patologías, tratamientos y recomendaciones, no dejes de visitar nuestra clínica. 

En la Clínica Prodental Santa Cruz estaremos a tu disposición para atenderte. ¡Te esperamos!

Etiquetas:
No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.