fbpx

Radiografías dentales: ¿Cuántos tipos hay?

radiografías dentales - prodental Santa Cruz

Radiografías dentales: ¿Cuántos tipos hay?

En la medicina en general y en la odontología en particular, uno de los más claros objetivos es poder llegar a un diagnóstico correcto. Así es posible idear un plan de tratamiento que sea acorde a la necesidad de cada paciente. Las radiografías dentales son muy importantes para conocer la salud oral de cada persona.

Al diagnóstico podremos llegar de manera eficiente si contamos con una historia clínica previa que nos oriente en los detalles de vida del paciente. Para ello se hacen preguntas de salud en general, de salud bucal, de hábitos, alergias, medicamentos tomados o cirugías sufridas, entre otros aspectos.

En un primer momento, debemos saber si el paciente siente dolor, con qué intensidad y con qué frecuencia, y si lo puede describir para comprender mejor el origen de las molestias, además de otras preguntas o pruebas que acaban de orientar al médico. En este sentido, las radiografías dentales son un mapa exacto de aquello que queremos descubrir y un complemento óptimo para los especialistas en salud que quieren establecer un diagnóstico y, posteriormente, un tratamiento preciso.

En este artículo de la Clínica Prodental Santa Cruz te pondremos al tanto de cómo son y cuántos tipos de radiografías dentales hay para que el dentista pueda disponer de la información necesaria para poder diagnosticar y tratar. ¡Quédate para saber más!

¿Qué son las radiografías dentales?

Las radiografías dentales son un tipo de imagen de los dientes y la boca. Los rayos X son una forma de radiación electromagnética de alta energía que logra penetrar el cuerpo para formar una imagen en una película o en una pantalla. Las radiografías pueden sacarse de forma digital o en forma de película revelada.

Las estructuras que son densas (como las reparaciones metálicas o las obturaciones de plata) bloquearán la mayor parte de la energía lumínica de los rayos X. Esto podrá distinguirse de color blanco en la imagen de la película. Por otro lado, las estructuras que contienen aire aparecerán de color negro. Por su parte, los dientes, líquidos y tejidos podrán verse como sombras de color gris.

En concreto, sacar una radiografía es una práctica muy utilizada en odontología, debido a que las radiografías son idóneas para diagnosticar tejidos duros, como son los dientes y el hueso maxilar. Por lo tanto, son de gran ayuda para orientar un diagnóstico adecuado.

¿Qué tipos de radiografías dentales hay?

Si nos centramos específicamente en el área dental, las radiografías que suelen necesitar los dentistas son las conocidas como radiografías de mordida, aunque existen otras que también enunciamos a continuación:

Radiografía de mordida

En estas radiografías se pide a los pacientes que muerdan un trozo de plástico con los dientes del centro y se hace la radiografía de frente. Estas radiografías suelen determinar la presencia de caries entre los dientes, debido a que se puede ver, desde una vista general, los lugares donde suelen residir las bacterias que provocan las caries. Así mismo, también se pueden evaluar posibles desviaciones en la mordida del paciente.

Radiografía periapical

Es una pequeña radiografía dental en la cual se intenta ver un diente completo desde el final de la raíz hasta la corona, además del tejido circundante. Este tipo de radiografías ayuda a determinar problemas de un diente en particular y de su tejido de soporte, al igual que posibles infecciones alrededor del diente.

Radiografía panorámica

Estas radiografías, conocidas como ortopantomografías, son muy específicas y requieren una máquina especial que rota alrededor de la cabeza. En las radiografías panorámicas se capturan los maxilares y los dientes completos en una sola toma. Por lo general, se utilizan para planear un tratamiento de implantes dentales, detectar problemas en la mandíbula y comprobar las condiciones de las muelas de juicio. En contraposición a las radiografías de mordida, una radiografía panorámica no es el mejor método para detectar caries, a menos que sean muy profundas y avanzadas.

Radiografía cefalométrica

Este tipo de radiografía es como una prueba de diagnóstico utilizada en la planificación del tratamiento de ortodoncia. Con esta radiografía, el ortodoncista puede observar los dientes, la mandíbula y los tejidos blandos con mucha más precisión que la observación a simple vista. Además, este estudio de imágenes permite observar alteraciones en las estructuras craneales.

Radiografía interproximal

Imagen que permite al dentista observar las porciones de la corona de los dientes inferiores y superiores juntos. Para este tipo de radiografías, el paciente deberá morder una pequeña tira de papel.

Otros tipos de radiografías dentales

En los últimos años, muchos odontólogos también están sacando radiografías dentales utilizando tecnología digital. En este caso, estas imágenes pasan a través de un ordenador. La cantidad de radiación transmitida durante el procedimiento es significativamente menor que con los métodos tradicionales. Todo queda en manos del cuerpo médico que precise u opte por un método u otro, aunque ambos son igual de válidos.

¿Cuándo se realiza una radiografía dental?

En términos generales, las radiografías se llevan a cabo por orden de un dentista que, tras una evaluación inicial del paciente, necesita elementos adicionales de evaluación. El especialista tomará nota de distintos factores como su edad, si es un paciente que acude por primera vez, si tiene algún historial en la clínica y, por supuesto, verá la condición de su boca en una revisión. Tras obtener esta información, es posible que el dentista requiera de un estudio adicional, como es una radiografía.

Cuando el paciente es nuevo, con más razón se pide una radiografía general, ya que así se puede evaluar de inmediato el estado de salud de la boca del nuevo paciente, lo cual ayuda a detectar cualquier anomalía.

¿Debe preocuparme la exposición a la radiación?

Los especialistas y dentistas están ampliamente capacitados para solicitar radiografías a sus pacientes y adaptar las frecuencias con las que se realizan.

Gracias a la tecnología y a los procedimientos que van mejorando año tras año, los dentistas están al tanto de los avances y del procedimiento más adecuado para cada paciente. Sin embargo, se debe tener claro que los niveles de radiación que recibe un paciente expuesto a radiografías dentales son muy bajos y en ningún caso perjudica su salud.

De todos modos, cabe destacar que las radiografías no están recomendadas en mujeres embarazadas, ya que estas podrían afectar al bebé en desarrollo, pero esto dependerá del caso particular de la mujer y de su mes de gestación.

¡Dale prioridad a tu sonrisa en la Clínica Prodental Santa Cruz!

La tecnología y la posibilidad de estudios radiográficos permite que el equipo médico pueda obtener una mejor y más profunda evaluación de los pacientes, algo que es sumamente necesario para proceder con tratamientos efectivos.

En la Clínica Dental Prodental Santa Cruz creemos que el cuidado de la salud de la boca es el camino correcto para mejorar la salud en general, además de permitir que luzcas una hermosa sonrisa. Un equipo especializado de odontólogos te espera en nuestra clínica, donde podrás encontrar todo tipo de tratamientos y realizar las consultas que creas necesarias para mejorar la salud de tu boca.

Pide cita en la Clínica Dental Santa Cruz.  Las radiografías dentales que realizamos en nuestra clínica dental son seguras y de alta calidad.

5/5 - (1 voto)
No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.