fbpx

Ratoncito Pérez: aprendizaje y cuidado para los niños

Ratoncito Pérez

Ratoncito Pérez: aprendizaje y cuidado para los niños

Mediante algunas leyendas y cuentos se pueden enseñar distintas cosas a los niños, como el cuidado por los animales, la importancia de la preservación del medioambiente o, también cómo deben cuidar partes de su cuerpo como son los dientes. 

El Ratoncito Pérez es uno de esos cuentos tradicionales infantiles que podemos tomar para acompañar a nuestros hijos en el desarrollo de las buenas costumbres y la higiene dental.

Desde la Clínica Prodental Santa Cruz te compartimos algunas ideas y curiosidades sobre este simpático personaje que te ayudará a mantener sana la salud bucodental de tus niños. 

¿Quién es el Ratoncito Pérez?

Según se cree la leyenda sobre El Ratoncito Pérez se originó en Madrid en 1894. Este personaje se ha convertido en costumbre popular y aún hoy después de tantos años, muchos padres buscan ideas y modos de diversión para utilizar con sus hijos en lo que se refiere a la pérdida de dientes de leche y a la aparición del famoso Ratoncito Pérez. 

Según la leyenda, el Ratoncito Pérez recauda los dientes de los niños casa por casa y a cambio de llevarse la pieza dental, deja un regalo que generalmente suele ser dinero. Esto despierta la curiosidad de muchos niños y para los padres es una forma divertida de alentar su crecimiento.

El obsequio que le deja el Ratoncito Pérez a los niños suele ser dinero, sin embargo, sí en el momento de la pérdida del diente no cuentas con dinero disponible, ya sea por no contar con efectivo en casa o por cualquier otro motivo… Puedes dejarle una nota de parte del Ratoncito Pérez explicando que has visitado a muchos niños como él y que no ha podido llegar a tiempo para dejarle su premio, pero que a la mañana siguiente encontrará su recompensa bajo la almohada.

De ese modo el niño mantendrá la ilusión y esperanza de que aparezca el Ratoncito Pérez con su ansiada recompensa por la caída del diente de leche.

La caída del primer diente: ¿cómo esperarla?

Generalmente, los niños comienzan a perder sus dientes de leche entre los 5 y 7 años y perderán hasta 20 dientes de leche. Cuando un niño pierde su primer diente, los padres tienen muchas expectativas porque saben que el Ratoncito Pérez hará sus apariciones en casa. Si los adultos antes del comienzo de las pérdidas de los dientes le cuentan la historia del Ratoncito Pérez, seguramente los niños esperarán más impacientes su llegada y sabrán que con su visita vendrá dinero, regalos o lo que los padres quieran dejar a cambio del diente de leche. 

¿Cómo utilizar la leyenda del Ratoncito Pérez para generar hábitos de higiene y fomentar el cuidado de los dientes?

Ya que tenemos la historia y la leyenda de un personaje tan curioso como el Ratoncito Pérez, los padres pueden utilizar esta historia a favor de algunas prácticas que serían de utilidad en la educación de los niños. 

Mediante la leyenda de este personaje podemos inculcar a nuestros hijos ciertos hábitos como la importancia del cepillado de dientes y el cuidado que debemos tener ante alimentos muy azucarados. 

Puedes ir reforzando de este modo la importancia de las rutinas de limpieza, higiene y cuidado con notas que le haya escrito el Ratoncito Pérez al niño y así logrará empatizar con el personaje y por lo tanto, hacerle caso o prestarle atención a los consejos. De este modo la familia encontrará una forma divertida de educar y establecer buenos hábitos de cepillado, sin tener que ser reiterativos o repetitivos con el niño.

¿Qué podemos hacer cuando se cae un diente de leche y no lo encontramos?

“Se ha caído mi diente, pero no sé donde está”. A veces los niños pierden el diente sin notarlo, tal vez durmiendo, tal vez jugando y no se dan cuenta de cuándo ni dónde pasó, sin encontrar el pequeño diente.  

En estos casos, para no perder la tradición que hemos creado del Ratoncito Pérez, podemos llevar a cabo lo siguiente:

  1. Invitar al niño a que escriba una carta explicando la situación, así el ratón puede aparecer por la noche. En esta carta que podemos hacer junto a ellos le contaremos al Ratoncito Pérez lo sucedido y lo invitaremos, por ejemplo, a que revise el lugar donde el niño cree haber perdido el diente. De esta forma tan lúdica, podemos comunicarnos con el Ratoncito Pérez, no perder la tradición y seguir manteniendo en los niños la ilusión de la aparición del personaje y de su recompensa.
  2. Explicarle al niño que el Ratoncito Pérez tiene un excelente olfato y encontrará el diente. Los dientes de leche de los niños no solo se podrán caer en casa, sino en cualquier otro lugar, como puede ser el colegio. Pero gracias al increíble olfato y habilidades del Ratoncito Pérez podrá encontrar el diente en cualquier sitio: la piscina, el colegio, la casa de un compañerito, la calle o cualquier otro lugar donde haya estado el pequeño. 
  3. Si el diente se ha perdido en un lugar ajeno o poco frecuentado por el niño: a veces ocurre que los dientes de leche se pierden, por ejemplo, en un hotel de vacaciones o un lugar al que no acudimos con regularidad. En esa situación tal vez el niño piense que por ser un lugar atípico el Ratoncito Pérez nunca llegará. En esta situación, podemos explicarle al niño que, como el Ratoncito tiene que visitar a todos los niños y niñas del mundo…  Él tiene los planos y los mapas de todos los lugares para poder llegar. Que aunque tarde un poquito más en llegar, pronto estará en el lugar donde ha perdido el diente y encontrará su recompensa. 
  4. Si nuestros niños requieren ayuda de un dentista para facilitar la caída de los dientes de leche, podemos hablar con el dentista y facilitarle una carta de parte del Ratoncito Pérez para que se la dé a nuestros hijos con un mensaje positivo y acompañado de una felicitación. Este simple gesto hará que nuestros niños se sientan acompañados por el mítico personaje y serán conscientes que aunque su diente fue extraído de una forma distinta tiene la misma recompensa: ¡una moneda o un obsequio!

El Ratoncito Pérez y los buenos hábitos para los dientes de los niños

Como hemos visto, muchos padres pueden valerse de la creatividad para aprovechar mitos, leyendas y cuentos como los del Ratoncito Pérez y su mágica visita. Estas formas de creatividad alientan a padres y a niños a compartir momentos especiales que todos los niños atravesarán al ser pequeños. 

Mediante las cartas, notas y recompensas el niño mantendrá la ilusión de la llegada de este entrañable personaje y esta empatía que habremos logrado entre los dos, será útil para cuando los padres necesiten transmitir un mensaje relacionado con este tipo de tradiciones. Que sea el Ratoncito Pérez el que aliente al niño a cuidarse los dientes, cepillarse debidamente y mantener su higiene dental será un buen recurso para los padres que mediante esto podrán impartir un mensaje de cuidado y a la vez diversión.

Clínica Prodental Santa Cruz: ¡nos preocupamos por los dientes de tus hijos!

Desde la Clínica Prodental Santa Cruz somos conscientes de la importancia del cuidado de los dientes a cualquier edad, pero especialmente en etapas iniciales donde se forma la dentadura permanente como lo es en este caso. 

En la Clínica Prodental Santa Cruz estaremos felices de poder atender a tus niños y de poder  ayudarte en la tarea de infundirles los cuidados correctos para sus dientes. 

¡Te invitamos a visitarnos! Os estaremos esperando para trabajar con los mejores profesionales en el cuidado de la boca y de la higiene de tus hijos.

Rate this post
No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.