fbpx

Tipos de mordida: todo lo que debes saber

Tipos de mordida: todo lo que debes saber

Conocer cuáles son los diferentes tipos de mordida es algo prioritario para poder ofrecerte un tratamiento correctivo de alta calidad y a medida. Es probable que asocies tus problemas orales a una simple cuestión estética, pero cuando la oclusión no es la correcta son muchos los problemas los que podrían darse en tu sonrisa. Por ello, desde la Clínica Dental Prodental Santa Cruz te vamos a dar las claves sobre la mordida perfecta y todos los tipos de oclusión que pueden darse.

En nuestra clínica dental te ofrecemos un estupendo servicio de ortodoncia, capitaneado por ortodoncistas expertos en sonrisas. Contamos con los avances ortodónticos más innovadores y las soluciones de mayor calidad. Cada tratamiento de ortodoncia se diseña a medida, de manera personaliza, con el fin de asegurarte unos dientes perfectos y alineados.

Invisalign, brackets, ortodoncia lingual, o la ortodoncia autoligable son diferentes soluciones, pensadas para corregir tanto defectos en la alineación de los dientes, como problemas de oclusión.

Problemas asociados a la mala mordida

  • Aumento del riesgo de caries, debido a la complicación en el cepillado dental.
  • Mayor riesgo de infecciones en la boca, como las patologías periodontales.
  • Presencia de defectos en la ATM.
  • Dolores y molestias en la cabeza, el cuello o el oído.
  • Mayor desgaste del esmalte dental.

¿Cómo es la oclusión perfecta?

La mordida de clase I es la que todos los odontólogos queremos conseguir para nuestros pacientes. Cuando se da este tipo de oclusión, las arcadas dentales encajan a la perfección. Si no sucede como en la clase I, estaremos ante un problema de oclusión, que podría ser más o menos grave.

El resto de los tipos de mordida son maloclusiones, que vamos a analizar a continuación. Por norma general estos defectos tienen su origen a nivel esquelético o responde a hábitos aprendidos durante el desarrollo óseo de la mandíbula, que podrían estar detrás de defectos en el crecimiento de los maxilares.

La mordida de clase II se explica porque el maxilar está por delante de la mandíbula. Sin embargo, cuando estamos ante una maloclusión de clase III, es la mandíbula la que está más adelantada en referencia al maxilar superior.

Los tipos de mordida

Sobremordida

Se trata de una maloclusión de clase II, en la que los dientes frontales superiores quedan muy por delante de sus antagonistas de la parte de abajo. Corregir la sobremordida es más o menos fácil, siempre y cuando el ortodoncista tome las decisiones acertadas en cada caso. Es frecuente realizar una corrección a través de la extrusión de los molares o la intrusión de los incisivos.

Mordida abierta

La separación entre los dientes de ambas arcadas es notable. La mordida abierta puede ser posterior o anterior, en función de donde esté su origen. Es anterior si son los incisivos los que no contactan y posterior si el problema está en los molares.

Nuestro equipo de ortodoncia alberga amplia experiencia en la corrección de la mordida abierta, tanto con soluciones de ortodoncia invisible, como a través de aparatos dentales fijos.

Submordida

Nos encontramos ante una mordida de clase III, bastante grave y poco frecuente. Es de los tipos de mordida que menos vemos en las clínicas odontológicas. Aquí ocurre justo lo contrario que hemos visto en la sobremordida, son los dientes inferiores los que sobresalen sobre los superiores. A nivel estético es una maloclusión muy aparatosa, ya que la barbilla queda bastante adelantada.

Mordida cruzada

La mordida cruzada es una maloclusión más frecuente de lo que cabría esperar. En este caso la mandíbula queda por fuera del maxilar superior al ocluir. Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, es muy posible corregir estos defectos utilizando ortodoncias de alta calidad. La cirugía ortognática no suele ser imprescindible en tratamientos de mordida cruzada.

El uso de expansores de maxilar, combinado con un tratamiento de ortodoncia fija, puede ser la clave para optimizar el espacio del maxilar y mejorar así la maloclusión. Con esto conseguimos eliminar el apiñamiento dental, que suele ir asociado a la mordida cruzada.

Protrusión dental

Incluimos a la protrusión dental en las maloclusiones de clase II. Algunos dientes de la boca están adelantados. Es un problema más frecuente en los incisivos, tanto superiores como inferiores. La mordida protrusiva suele estar producida por hábitos desarrollados durante la infancia, como chuparse el dedo o utilizar el chupete abusivamente.

Se trata de uno de los tipos de mordida que puede afectar más a nivel estético. En algunos casos, quien sufre este problema no consigue cerrar completamente sus labios.

Retrusión dental

Estamos ante un tipo de mordida menos frecuente, que es completamente lo opuesto a la protrusión. Los dientes tienen una ligera inclinación hacia adentro. Sus casusas suelen ser golpes o traumatismos en la boca.

Para determinar qué tipo de mordida tienes es imprescindible que visites la clínica dental. En nuestra consulta odontológica corregimos cualquiera de los tipos de mordida asociados a maloclusiones. Lo hacemos a través de estudios personalizados y tratamientos diseñados a medida. Contamos con la mejor innovación tecnológica en odontología, que nos permite desarrollar abordajes mínimamente invasivos y altamente predecibles. Pide cita en Prodental Santa Cruz y disfruta de una sonrisa perfecta. ¡Primera visita gratis!

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Monitor OK
Abrir chat
Powered by