fbpx

Torus mandibularis: ¿qué es y cómo tratarlo?

Torus mandibularis: ¿qué es y cómo tratarlo?

Torus mandibularis: ¿qué es y cómo tratarlo?

Al hablar del torus mandibularis, probablemente muchas personas desconzcan que parte de la anatomía bucal está afectada por esta patología, pues es un término un tanto desconocido. No obstante, son muchos los pacientes que la padecen.

El torus mandibularis es una protuberancia que se origina en el maxilar y en la mandíbula, por lo general en la parte interna de la cavidad bucal. En primera instancia no implica ningún peligro para el paciente, ya que son en su mayoría inocuos, aunque existen situaciones en las que sí hay que tratarlos.

Si quieres conocer más acerca del torus mandibularis, ¡te invitamos a leer el siguiente post!

¿Qué es el torus mandibular?

El torus mandibular, torus mandibularis, torus bucal o rodete mandibular es un crecimiento anormal de la estructura ósea de la cavidad bucal. Puede presentarse en la parte inferior de la boca, denominándose “torus mandibular” o en la zona del paladar, denominándose “torus maxilar”.

Por lo general, estos suelen encontrarse en la parte lingual de la boca, es decir, en la parte interna, por lo que no son apreciables a simple vista o al sonreír. En gran parte de los casos, esta patología sale muy cerca de los molares y los caninos, aunque también puede presentarse en las zonas cercanas a los incisivos.

Torus maxilar

Si el torus se ha originado en la zona superior de la boca, cerca del paladar, es muy frecuente que se localice en el centro del cielo de la cavidad bucal. Su tamaño y su forma pueden variar, aunque suelen tener forma de una línea que atraviesa todo el paladar.

Torus mandibular

Por otra parte, si el crecimiento óseo se origina en la parte inferior de la boca, la variedad de formas y tamaños que se pueden presentar será mayor, pudiendo incluso ser asimétrico. En ciertas ocasiones no tiene forma homogénea, sino que presenta pequeñas protuberancias en la mucosa que le da un aspecto irregular.

¿Qué apariencia tiene el torus mandibular?

Los torus mandibularis se presentan como prominencias compactas de hueso cubiertas de mucosa sana que habitualmente no superan los dos centímetros de tamaño. En su mayoría son asimétricas y asintomáticas.

El hueso que conforma esta prominencia es un hueso bien definido y benigno, por lo que no suele implicar la aparición de complicaciones, a menos que adquiera un tamaño muy grande.

¿Por qué aparece el  torus mandibular?

Se ha demostrado con el transcurso de los años que existen diversas causas que aumentan el riesgo de aparición del torus mandibular:

Bruxismo y altos niveles de estrés

El bruxismo y el torus mandibular tienen una muy estrecha relación, ya que el hecho de apretar los dientes durante largos periodos de tiempo hace que el hueso crezca de manera anormal. Por esta razón, las personas que padecen bruxismo o altos niveles de estrés suelen presentar un torus bastante desarrollado.

Traumatismo bucal

Debido a un impacto o traumatismo contundente en la boca, la estructura ósea puede llegar a resentirse y comenzar a hipertrofiarse.

Problemas en la articulación temporomandibular (ATM)

Los problemas o anomalías en el desarrollo de la articulación temporomandibular afectan de manera directa a la apertura de la boca, pero a su vez al desarrollo del hueso. Es por esta razón que, en ciertas ocasiones, la incorrecta formación de esta articulación puede llevar a la formación del torus mandibular.

¿Cuáles son los síntomas del torus mandibularis?

Esta afección se presenta como un crecimiento óseo anormal debajo y a los lados de la lengua. Puede ser único o múltiple y estar en uno o ambos lados de la boca.

Aunque normalmente no presenta síntomas, en ciertas ocasiones puede generar problemas. Por ejemplo, si es una persona que usa dentadura, los torus mandibularis pueden originar un mal ajuste de la dentadura inferior. Puede incluso ocasionar la aparición de úlceras en los tejidos blandos que rodean al torus.

¿Es peligroso tener torus en la boca?

El torus bucal o mandibular no implica ningún peligro para la salud bucal del paciente, por lo que las personas que lo presentan pueden llevar una vida completamente normal.

Como hemos mencionado anteriormente, no es más que un sobrecrecimiento inocuo que solo en situaciones excepcionales genera problemas a largo plazo. A veces el torus puede ocasionar muchas molestias y, en casos más extremos, suele requerir de una intervención quirúrgica para tratar y solucionar dicho problema.

¿Se puede vivir con el rodete mandibular?

La respuesta es sí, pero para estar al 100 % seguro de que no traerá consigo alguna consecuencia, lo ideal es acudir a un dentista para que realice las valoraciones necesarias. Si el torus es pequeño puede incluso pasar desapercibido, sin embargo, los crecimientos óseos grandes pueden llegar a ser molestos.

Pero no te confíes, es superimportante que por tu seguridad, ante cualquier protuberancia en la cavidad bucal, acudas a un dentista para que la examine, aunque al final solo resulte ser una afección benigna.

Complicaciones derivadas del torus mandibular

Entre las complicaciones más frecuentes se pueden presentar:

Problemas de fonación

En los casos en los que el torus sea demasiado prominente, el paciente puede llegar a presentar problemas para hablar de manera correcta. Esto suele suceder cuando el torus se presenta en la parte inferior de la boca, lo que impide el correcto movimiento de la lengua, complicando de esta manera la fonación.

Problemas de higiene bucal

Cuando los torus tienen una forma irregular, pueden llegar a ocasionar dificultad para mantener una buena higiene bucal, originando halitosis. Por ello, es conveniente prestar atención a esta parte de la anatomía de la cavidad bucal, empleando de ser necesario un irrigador dental para lograr una higiene adecuada de la zona.

Problemas en el ajuste de dentaduras

En el caso de aquellos pacientes que utilizan prótesis dentales removibles, el torus puede dificultar un adecuado ajuste de la misma. De ser así, lo mejor es acudir rápidamente a una consulta con tu dentista para evitar que la prótesis se mueva y que debido al roce ocasione llagas, úlceras o heridas.

Tratamiento para quitar el torus mandibular

Puesto que el torus mandibularis es inocuo, en la mayoría de los casos no es necesario tratarlo. Sin embargo, si el especialista determina que su tamaño es muy grande y dificulta significativamente el día a día del paciente, es posible quitarlo.

El tratamiento para eliminar el torus consiste en la extirpación total o parcial de hueso. Este es un procedimiento que se realiza bajo anestesia local para evitar cualquier molestia o dolor al paciente.

¿Cómo es el postoperatorio del torus mandibular?

Una vez acabada la cirugía de extracción, el dentista recetará una serie de fármacos con el fin de reducir la inflamación y el dolor. Dependiendo del tamaño del torus, el especialista indicará por cuánto tiempo se debe mantener una dieta de alimentos blandos.

A lo largo de todo este periodo, es de suma importancia prestar atención a la higiene bucal, para evitar cualquier problema de cicatrización. Asimismo, es importante evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas hasta que se esté completamente recuperado.

Despídete del torus mandibularis en la Clínica Dental Prodental de Santa Cruz de Tenerife

Si padeces de torus mandibularis lo idóneo es que acudas a consulta con un dentista para que realice las valoraciones necesarias, y saber si requiere tratamiento o no.

En la clínica dental Prodental de Santa Cruz de Tenerife contamos con un equipo de profesionales altamente cualificado y en constante formación, tecnología de vanguardia, y mucho más, para ofrecerte los tratamientos más innovadores y personalizados para tratar tu patología de forma rápida y precisa.

Visita la clínica dental en Santa Cruz de Tenerife y solicita tu primera consulta gratuita. Te esperamos.

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.

Abrir chat